Por Francisco Romero

Como en pocas ocasiones, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que en el caso de las inundaciones en Tabasco tuvo que tomar decisiones difíciles para evitar mayores problemas.

En este sentido, durante su conferencia de prensa de este lunes, el político tabasqueño dijo que tuvo que optar por inundar las zonas en donde se encuentran las comunidades indígenas en el estado de Tabasco para evitar colapsar Villahermosa.

De esta manera, el presidente confirmó que el 7 de noviembre pidió a los técnicos que desfogaran “poco a poco” la presa de Peñitas, en riesgo de romperse por las lluvias de Eta, porque de lo contrario “se iba a pique todo Tabasco”, su tierra natal.

Además, ordenó cerrar la compuerta del río Carrizal, que pasa por Villahermosa, para no inundar esa ciudad de 857,000 habitantes.

“Medimos de que se iba ir el agua estas comunidades, pero no como en otras ocasiones, que además el volumen ya era menor además del desagüe y optamos por cerrar la compuerta, yo he estado pendiente y si hay inundaciones en Xalpan, Najacuca, pero no mayor y estamos atendiendo a los damnificados, tenemos albergues, la zona más crítica es Centla, porque es una zona muy baja que está debajo incluso del nivel del mar, hay comunidades, lo constate ayer, como Allende, Guerrero, Cuauhtémoc, toda esa zona está muy inundada, un metro dos metros de agua en las casas.

“Ya hay albergues, la gente está siendo atendida, se va a poyar siempre con alimentos con medicinas, se les van a reparar los daños, se les van a entregar recursos para sus enseres, muebles, lo que hayan perdido a todos, a todos los damnificados”, apuntó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí