Por Francisco Romero

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dio a conocer los lineamientos para el “sano retorno”, que deberán cubrir las empresas para poder reiniciar sus actividades, donde se contemplan tres principios, que el regreso sea: seguro, saludable y solidario.

En este sentido, las empresas serán evaluadas mediante 78 puntos que van desde medidas sanitarias, como el estornudo de etiqueta; de tipo administrativo, como horarios escalonados, y otras acciones para garantizar la seguridad de los trabajadores, además de que habrá inspecciones aleatorias y los empresarios firmarán una carta compromiso para cumplir el protocolo de seguridad sanitaria.

“La ruta del sano retorno establece, mediante el acuerdo de la Secretaría de Salud, un mecanismo para que las empresas cumplan un protocolo de seguridad sanitaria en el ambiente laboral”, refirió el director del instituto, Zoé Robledo, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Zoé Robledo dijo que a partir de esta autoevaluación tendrán tres respuestas. Una aprobatoria, que no debe ocurrir en un plazo mayor a 72 horas; la segunda es que aún es insuficiente y se necesita mayor información para fortalecer ese protocolo y, por último, industrias que tengan que reiniciar su proceso.

Señaló que en caso de que las empresas tengan aprobado este protocolo podrían iniciar labores antes del 1° de junio de manera escalonada y responsable a partir de esta autoevaluación; en caso que ésta no sea satisfactoria, habrá necesidad que una parte de sus trabajadores acudan a terminar las adecuaciones o hacer capacitaciones.

Precisó que la autoevaluación es bajo protesta de decir verdad, es decir, se firma una carta compromiso y se asume que todo lo manifestado es cierto. Aceptan que puede haber un proceso de acompañamiento, asesoramiento e inspecciones aleatorias, y en caso de incumplimiento, se procede a la clausura.

Estas medidas tendrán un seguimiento por parte de un equipo de especialistas encabezado por el director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, doctor Mauricio Hernández Ávila; la directora general de Industrias Pesadas y Alta Tecnología de la Secretaría de Economía, maestra Elodina Guerra Dávila.

Además, el titular de la Unidad de Delegaciones Federales del Trabajo de la Secretaría del Trabajo, Alejandro Salafranca Vázquez; y el titular de la Dirección General de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá.

Zoé Robledo explicó que la ruta del sano retorno se basa en dos acuerdos publicados el 14 y 15 de mayo por parte de la Secretaría de Salud que establecen que a partir del 1° de junio las industrias automotriz, aeroespacial y autopartes se clasifican como actividades esenciales, además de la minería y la construcción.

Agregó que luego de esta decisión se publicaron lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral por parte de la Secretaría de Salud, en coordinación con las Secretarías de Economía, Trabajo y Previsión Social, y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

“Estos lineamientos plantean un mecanismo para poder verificar que estas empresas, que el 1° de junio van a regresar de manera gradual y escalonada, hayan cumplido con los protocolos que establecen estos lineamientos”, enfatizó.

Finalmente, el funcionario pidió a las empresas están pendientes de las disposiciones y lineamientos que irán dando a conocer las autoridades mexicanas, en el marco del proceso para reiniciar actividades frente a la emergencia sanitaria.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí