Redacción

Copenhague. Después de un mes de mantener a la sociedad en confinamiento, Dinamarca se convirtió este miércoles en el primer país europeo que reabre las escuelas de los niveles básicos, luego de aplicar severas medidas para evitar los contagios de COVID-19 entre los menores.

En este sentido, el primer ministro Mette Frederiksen dio este día el mensaje de inicio de actividades, donde los nuevos casos positivos de coronavirus han sido escasos, pero una parte importante de la sociedad europea ha criticado estas acciones, informó BBC.

Para las escuelas se impusieron medidas de higiene que deberán seguir los niños, profesores y padres de familia, para evitar que el contagio se propague entre la comunidad, aunque mantienen la confianza de que los casos continúen disminuyendo.

En Dinamarca se han presentado casi siete mil casos de coronavirus, de los cuales 300 personas murieron y casi tres mil se han recuperado satisfactoriamente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí