Por Francisco Romero

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, logró su cometido y dividió a las cúpulas del sector privado, pues la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA), el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), rechazaron firmar el acuerdo para discutir la iniciativa de outsourcing que si suscribió el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En este sentido, mientras que en Palacio Nacional el dirigente del CCE, Carlos Salazar Lomelín, firmó con el presidente López Obrador y líderes obreros un convenio para analizar ese esquema de contratación, la CANACINTRA, el CNA y la COPARMEX emitieron un comunicado en donde advertían que la iniciativa del Ejecutivo se traducirá en desempleo e informalidad.

De esta manera, aquellos tres organismos empresariales afirman que la aprobación de la iniciativa planteada por el presidente López Obrador “dañaria además seriamente a la competitividad del País y llevaría al cierre de miles de micro, pequeñas y medianas empresas”.

“Ante ello, hemos decidido no suscribir el acuerdo propuesto por el Gobierno Federal en referencia a esa iniciativa, dado que preserva la idea de prohibir de manera sustancial la actividad de la subcontratación, dejándola relegada sólo a la subcontratación especializada”, afirmó.

De igual manera, la COPARMEX, el CNA y la CANACINTRA rechazan también que se pretenda estigmatizar a los empresarios como los artífices del no cumplimiento de obligaciones fiscales y laborales.

“La responsabilidad sustancial por las actividades irregulares que han sucedido en el pasado recae en la falta de supervisión adecuada de las autoridades como el Sistema de Administración Tributaria (SAT), la Secretaría del Trabajo, el Infonavit y el IMSS, en sus actividades de fiscalización; resulta absurdo que se pretenda generalizar y responsabilizar de estas conductas a todas las empresas cuando los ilícitos hayan sido cometidos, en todo caso, por una absoluta minoría”, afirmaron las tres cúpulas empresariales.

No obstante, dejaron en claro que están a favor de las practicas legales que favorecen la creación de empleo y promueven a inversionistas con dimensión social, por lo que reiteraron su disposición de mantener el dialogo abierto y franco en el ámbito del Poder Ejecutivo Federal y, en su momento, con cada una de las Cámaras del Congreso de la Unión para lograr una ley que priorice nuestra posición en esta materia: Regulación sí, Prohibición no.

Por su parte, en el marco de la conferencia de prensa mañanera del presidente López Obrador, el dirigente del CCE, Carlos Salazar descartó que exista rompimiento al interior de s cúpulas empresariales, pues dijo que en otros temas sí hay coincidencia entre los organismos del sector privado.

Al respecto, López Obrador afirmó que la firma del acuerdo suscrito hoy por la mañana busca escuchar las voces de los sectores involucrados y definir una iniciativa que se pueda presentar en febrero al Congreso de la Unión para regular la subcontratación y evitar los vicios que hoy en día ocurren, como el cíclico despido de trabajadores cada año para evitar antigüedad y no pagarles aguinaldo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí