Por Alejandro Durán

El consumo en México experimenta el peor escenario en 27 años, pues durante el primer semestre del año reportó una contracción a tasa anual de 11.3 por ciento, lo que significó la peor caída para un periodo similar desde que se reporta (en enero de 1994), el Indicador del Consumo Privado en el Mercado Interior.

En ese sentido, cabe mencionar que la mayor caída que había experimentado el consumo privado en el primer semestre de algún año se remonta a la caída de 3.1 por ciento que se registró en la primera mitad del año de 1995, en el marco de la “Crisis del Tequila”.

A través de un reporte, el instituto precisó que la compra de bienes nacionales cayó 10.8 por ciento en la primera mitad de este año con relación a lo reportado en el mismo lapso de 2019.  En cuanto a los bienes importadores, la caída fue de 15.7 por ciento.

De manera particular, destacó la sensible caída que reportaron de 21.4 y 37.2 por ciento los bienes duraderos (inmuebles y automóviles); y los semi duradores (televisores, refrigeradores, lavadoras), respectivamente.

Tan sólo en junio pasado, la caída que reportó el consumo privado fue de 18.3 por ciento a tasa anual, lo que superó en 16.4 por ciento las expectativas que tenían al respecto los economistas de Citibanamex.

No obstante, cabe mencionar que el indicador comienza a mostrar una ligera recuperación de 5.5 por ciento de mayo a junio de este año. Por componentes, el consumo en Bienes de origen importado avanzó 10.6 por ciento y en Bienes y Servicios de origen nacional 4.5 en el sexto mes de 2020 respecto al mes previo, según datos ajustados por estacionalidad.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí