Por Alejandro Durán

Todo apunta a que el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador será un periodo “perdido” en materia económica, pues con base al comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), reportado en los dos primeros años y las proyecciones esperadas para los tres siguientes, la economía mexicana arrojará un balance de 0.37 por ciento en los cinco años, lo que implicará crecimiento promedio anual en dicho periodo de apenas 0.074 por ciento.

Y lo anterior, porque de acuerdo con los resultados de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, que levantó el Banco de México (BANXICO), durante el mes pasado, resultó que los consultados esperan que durante este año el PIB alcance una recuperación marginal de 3.89 por ciento (frente al descalabro de -8.3 del año pasado), mientras que para el 2022 y el 2023 esperan un crecimiento de 2.65 y 2.23 por ciento, respectivamente.

Cabe recordar que en 2019, el primer año de la presente administración federal y previo a la pandemia del COVID19 la economía mexicana cayó 0.1 por ciento.

Los especialistas consideran que, a nivel general, los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento del PIB se asocian con las condiciones económicas internas (47 por ciento), la gobernanza (33 por ciento); y las finanzas públicas (10 por ciento).

“A nivel particular, los principales factores son: la debilidad en el mercado interno (23 por ciento de las respuestas); la incertidumbre política interna (19 por ciento de las respuestas); la incertidumbre sobre la situación económica interna (18 por ciento de las respuestas); la política de gasto público (ocho por ciento de las respuestas); y otros problemas de falta de estado de derecho (siete por ciento de las respuestas).

El pobre dinamismo que enmarcará a la economía durante los próximos años se verá reflejado, por consecuente, en un débil mercado laboral, pues los especialistas consultados por el banco central proyectan que para este año y el siguiente se crearán 365 mil y 364 mil nuevos empleos, respectivamente, cuya suma apenas cubriría los 647 mil que se perdieron durante el 2020.

Finalmente, en materia de tipo de cambio, los especialistas proyectan que el dólar estadounidense alcanzará un valor de 20.32 pesos para final de este año y de 20.70 para el término del siguiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí