Por Diana Domínguez Galván
La industria automotriz inició ya su fase de recuperación después del impacto que recibió por la pandemia del Covid-19, aunque los niveles previos a la emergencia sanitaria serán alcanzables hasta el año 2024 , tanto en producción como ventas y exportación y como fabricación de autopartes.
El director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia), Fausto Cuevas, refirió que el objetivo de las cinco millones de unidades fabricadas en México en este año 2020, “es evidente que no va a suceder” y para llegar a esos volúmenes esperaremos unos cuatro años de aquí en adelante.
En video-conferencia sobre los resultados de la industria en el mes de julio, el representante de la industria dijo que si bien es cierto que ya se reactivó la industria y que ya están en niveles de producción similares a hace un año, también ya se venía en una tendencia decreciente.
Recordó al respecto que “nuestro objetivo y perspectiva era producir cinco millones de unidades en 2020” y para regresar a tener estos volúmenes es muy probable que se tengan que esperar cuando menos unos cuatro años.
Independientemente de que se mantengan los mismos niveles de producción del año pasado, difícilmente esto les dará para recuperar lo que dejaron de producir durante los meses de abril y mayo.
Además, de que la industria depende de que se mantenga el ritmo de crecimiento y recuperación del mercado de Estados Unidos y del mercado interno, lo que tiene que ver con el escenario macroeconómico que internamente se enfrenta y ahí la perspectiva es de una caída de alrededor del 10 por ciento.
Por eso, aclaró que si bien se está en un escenario de reactivación, dista mucho de una recuperación.
Y es que el pasado mes de julio, la producción de vehículos en el país registró una leve recuperación de 0.7 por ciento con 294 mil 946 unidades, en relación a las 293 mil 035 reportadas en igual mes de 2019.


Sin embargo, con cifras acumuladas, de enero a julio la producción de unidades en el país fue de un millón 467 mil 644 vehículos, contra los dos millones 274 mil 522 unidades fabricadas en los primeros siete meses de 2019, es decir, 35.5 por ciento menos en este año.
Los niveles de exportación en julio de 2020 estuvieron apenas cinco por ciento por debajo de igual mes de 2019 con 256 mil 098 unidades, contra las 270 mil 904 del año pasado.
Por su parte, el presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Oscar Albín, dio a conocer que en lo que respecta a los niveles de manufactura están regresando a lo que ya hacían antes de la pandemia del Covid 19, pero advirtió que la meta de los autopartistas es superar el año 2018, que fue el mejor para la producción de automóviles en Norteamérica y que seguramente en algunos años, probablemente dos años, “estaremos en esos niveles del 2018 y prestos para seguir subiendo”.


Y es que dijo que, de acuerdo a los pronósticos de la INA, al finalizar el año 2020, las ventas de autopartes ascenderán a unos 75 mil millones de dólares, es decir, un 23 por ciento menos de los 97 mil millones de dólares que se registraron en el año 2019.
Sin embargo, destacó que en junio se tenía un pronóstico de caída en las ventas de un 32 por ciento, lo que significa que hoy en día, con los últimos resultados, la estimación es alentadora.
Explicó este comportamiento favorable de la industria en los volúmenes de manufactura de autos nuevos tanto en México como en Estados Unidos y Canadá, que son, sobre todo en productos como Pick Ups y SUV`s , lo que hace que la producción de autopartes sera lo suficientemente buena.
Advirtió que lo único que podría cambiar este pronóstico “sería un nuevos cierre de actividades esenciales en Estados Unidos, primeramente, en algunos estados importantes” que hicieran regresar a los escenarios que se tuvieron en Abril y Mayo de este año, “bastante dramáticos”, dijo.
En su oportunidad, el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (Amda), Guillermo Rosales, enfatizó que las ventas internas de vehículos llegarán a los niveles pre Covid 19, hasta el año 2024.
“Esto sin dejar de mencionar que enfrentamos una incertidumbre muy fuerte en lo que corresponde a los niveles de impacto final de la economía mexicana, producto de la pandemia del Covid 19 y cómo habremos de recuperarnos.
Recordó que mas allá de la pandemia, la economía mexicana disminuyó en 2019, lo que coexiste con la crisis sanitaria.
“Por lo tanto, la expectativa de recuperación de la economía determina de manera muy puntual la marcha del mercado automotor de vehículos nuevos. en este momento, esperamos el 2024 para obtener niveles de ventas similares al 2019”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí