Red de corresponsales

“Hemos tenido que trabajar de plomeros, repartidores de comida, vendedores, carpinteros, de todo hemos hecho para sobrevivir”, refieren trabajadores de establecimientos de la vida nocturna.

Lo anterior, tras encabezar una manifestación en el Zócalo de la ciudad en donde exigieron a las autoridades permitir la reapertura de estos lugares luego de 8 meses sin trabajo.

En representación de los trabajadores de los centros nocturnos, Jorge Luis Hernández, quien es imitador y músico destacó que la contingencia sanitaria del Covid-19, no les ha permitido trabajar.

Afirmó que son miles los empleos que se han pedido entre meseros, valets parking, músicos, personal de seguridad, cocineros, garroteros, imitadores entre otros que no han podido trabajar cotidianamente.

“Llevamos más de 8 meses sin trabajar. Las autoridades se niegan a que los dueños de estos negocios abran sus lugares aun cuando están listos para hacerlo con las restricciones sanitarias necesarias, por eso nos estamos uniendo a los empresarios del ramo”.

Jorge Luis Hernández recalcó que a raíz de la pandemia, han tenido que recurrir a buscar el sustento trabajando es otras áreas como ofreciendo servicios de plomería, carpintería, repartidores de comida, albañilería, entre otros oficios para llevar el sustento a sus familias.

“Las autoridades no nos favorecen en nada. En estos meses hemos buscado otros trabajos pero tampoco hay empleos. Pero vemos que hay otros lugares que se están llenando de personas sin medidas sanitarias y mientras los dueños de los establecimientos están listos para aplicar los protocolos”.

Indicó que es urgente comenzar a mover la economía de los trabajadores de la vida nocturna de la capital, toda vez que de estos empleos dependen miles de personas que ya no aguantan la situación.

Simultáneamente, integrantes de la denominada Asociación de Empresarios de la Vida Nocturna de Puebla pidieron al gobierno del Estado reabrir los establecimientos y la condonación de los refrendos de las licencias del 2020.

El empresario, Guillermo Méndez Morales, señaló que los más de 2 mil establecimientos generan alrededor de 100 mil empleos, por lo que de no abrir al menos el 60 por ciento de ellos están en riesgo de cerrarse.

“Estamos conformados por cabarets, antros, discotecas y bares, como bien saben nosotros generamos muchos empleos, somos encargados de dar empleo a más de 100 mil familias, estamos acá para pedir la condonación de refrendos del 2020 y la reapertura de los establecimientos”.

Aseveró que están dispuestos a cumplir con todos los protocolos sanitarios para poder funcionar y garantizar la salud de los clientes, ya que dijo; muchos de los negocios están en quiebra después de varios meses sin poder operar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí