Por Diana Domínguez Galván

     La Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México estimó la posibilidad de que un 10 por ciento de pequeños comercios en la capital mexicana cierren sus operacionales definitivamente al no soportar la crisis de ventas que se avecina con motivo de las medidas para controlar la expansión del Coronavirus. 

    El organismo que dirige Daniel Eduardo Contreras Pérez, estableció que “el 10 por ciento de los negocios familiares formalmente establecidos, están en grave riesgo de bajar definitivamente sus cortinas, al no poder sortear la crisis financiera que ya se avecina”.

   Si bien, serán las tiendas de abarrotes, misceláneas, mercados y otros negocios en zonas habitacionales los que pueden tener un repunte en ventas al retomar su papel como  primer canal de distribución de las familias mexicanas, ello  dependerá de la solidaridad de los consumidores con la empresa familiar mexicana, lo que puede variar la suerte de estos giros comerciales. 

   Lo anterior, debido a que muchos de estos comercios, de no verse favorecidos con la preferencia del consumidor, tienen un gran riesgo de no sortear el término de la Semana Santa. 

    “Muchos de estos negocios familiares dependen mes a mes y día a día de sus ventas, para poder cumplir compromisos como la renta, teléfono, luz y honorarios, quedando en grave riesgo de cerrar si no cuentan con la venta necesaria para subsistir”

  En este sentido, hicieron un atento llamado a los consumidores a ayudar a los comercios familiares, microempresas y pequeñas empresas mexicanas, para que, en esta crisis económica, apoyen consumiendo en ese sector comercial, quienes son el motor del empleo en nuestra ciudad, con lo que podemos evitar un mayor número de desempleos en el país.

  Cabe destacar que las micro empresas familiares ya están tomando las precauciones necesarias, para atender a sus clientes implementando medidas de higiene necesarias.

  Asimismo, recomendaron  a los negocios de comida, abarrotes, recauderías, carnicería, pollerías y giros relacionados con la canasta básica, implementar el servicio de entrega a domicilio ya sea por su mismo personal o por aplicaciones.

   Entre los giros afectados por las necesarias medidas de protección sanitaria, destacan las papelerías en donde se prevé una reducción del 80 por ciento en ventas, así como un 90 por ciento en venta de uniformes escolares y un 20 por ciento en taxis.

  Asimismo, estimó la reducción de rentas de hasta el 40 por ciento en lugares que ofrecen servicio de internet y definitivamente el 100 por ciento en transporte y cooperativas escolares.

  Ello, además de los giros que viven del sector turismo al cancelarse la temporada vacacional de Semana Santa. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí