Red de corresponsales

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Michoacán, Alejandro Hernández Torres, consideró complicado el panorama del sector ante la serie de medidas que anunció el gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Debido a que el mandatario limitó los horarios en establecimientos no esenciales, a fin de evitar que haya un mayor repunte de casos en Michoacán, el empresario opinó que las medidas no fueron acompañadas por un plan de apoyo económico.

El gobernador determinó que bares y antros pueden operar hasta las 23:00 horas, mientras que para los tianguis y mercados no habrá permiso de operación en los fines de semana hasta nuevo aviso.

Al respecto, el líder de restauranteros y de bares en Michoacán señaló que el sector atenderá las medidas sanitarias que se implementen para el control y no propagación de la pandemia de Covid-19. Sin embargo, Hernández Torres recordó que durante los 120 días que no abrieron en este año, el sector dejó de captar cuatro mil 500 millones de pesos en Michoacán y se perdieron mil 500 empleos tan solo en la capital del estado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí