Por Francisco Romero

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el gobierno federal no abandonará a Guanajuato, ante la ola de violencia que azota a la región y que se recrudeció ayer miércoles con el ataque a un centro de rehabilitación en la ciudad de Irapuato y que dejó un saldo de más de 20 muertos.

“No vamos a abandonar a Guanajuato”, aseguró categórico el jefe del Ejecutivo.

En el marco de su conferencia de matutina, López Obrador afirmó que dentro de la estrategia para recuperar la seguridad en aquella entidad federativa será necesario una profunda revisión de los órganos de impartición de justicia, con el objetivo de identificar y acabar con posibles focos de corrupción y cohecho.

El primer mandatario agregó que luego de la masacre de ayer en Irapuato, solicitó a la titular de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, hablar con el gobernador de la entidad y reiterarle el apoyo de la Federación, pues es la obligación del gobierno proteger al pueblo.

No obstante, llamó a todos los gobernadores a no delegar el problema de la seguridad, por lo que los convocó a que asistan personalmente a las reuniones de seguridad que se realizan en los estados.

“En efecto lo de ayer fue muy fuerte, no vamos nosotros a abandonar al pueblo de Guanajuato, ayer lo expresé, tenemos elementos de la Marina, de la Sedeña, la Guardia Nacional; van a continuar protegiendo a la población, es una situación muy grave lo que se padece en Guanajuato, vamos a seguir apoyando, esto no tiene que ver con cuestiones políticas o partidistas”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí