Por Mónica Delgado

La moneda mexicana se debilitó frente al dólar, por tercera semana consecutiva, debido a la fortaleza del dólar durante los primeros cinco días de marzo.

El dato de la Nómina no Agrícola de febrero que superó las expectativas de los analistas, respaldó la opinión de los funcionarios de la Reserva Federal (Fed) sobre que el aumento reciente en los rendimientos de los bonos soberanos se justifica por una mejora de las perspectivas económicas, ayudando al fortalecimiento de la divisa estadounidense.

El 5 de marzo pasado, el tipo de cambio peso-dólar cerró en 21.32 unidades por dólar, su mayor nivel desde el 29 de octubre de 2020 y un aumento semanal de 47 centavos por dólar, es decir, 2.2 por ciento más.

Al respecto, Banco Base detalló que el peso suma tres semanas consecutivas de pérdidas significativas frente al dólar, acumulando una depreciación de 6.76 por ciento o 1 peso y 34 centavos en este periodo. En las últimas tres semanas, el peso es la segunda divisa más depreciada, después de la lira turca.

En la semana la depreciación del peso se debió principalmente a factores como que el mercado especula que la Reserva Federal podría adoptar una postura monetaria menos flexible en los próximos meses como consecuencia de la recuperación económica acelerada de Estados Unidos que a su vez podría presionar la inflación al alza.

También se publicaron indicadores económicos positivos en Estados Unidos, destacándose la creación de 379 mil posiciones laborales durante febrero, cerca del doble de lo esperado por el mercado. El nivel máximo semanal del tipo de cambio se alcanzó en los minutos posteriores a la publicación de las estadísticas del mercado laboral estadounidense.

De igual forma, se mantiene elevada la percepción de riesgo sobre México, toda vez que esta semana se aprobó la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica en el Senado, lo que se espera desincentive la inversión en el sector, así como la inversión extranjera directa, por tratarse de una reforma que busca reducir la participación de particulares en la generación de energía eléctrica y en energías renovables.

En la semana el desempeño del mercado cambiario fue distinto al observado en otros mercados financieros.

En su Gaceta económica, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) detalló que en lo que va de 2021, el tipo de cambio peso-dólar reporta un nivel promedio de 20.19 pesos por dólar y un aumento acumulado de 1.45 pesos por dólar o 7.3 por ciento.

Por su parte, el tipo de cambio FIX (que sirve para solventar obligaciones denominadas en dólares liquidables en México) reportó este 5 de marzo un nivel de 21.2635 pesos por dólar, su nivel más alto desde el 29 de octubre pasado y 32 centavos superior al dato observado el 26 de febrero pasado o 1.5 por ciento más.

En lo que va de 2021, el tipo de cambio FIX registra un nivel promedio de 20.1960 pesos por dólar y una depreciación acumulada de 1.35 pesos por dólar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí