Por Francisco Romero

En el marco de la visita de Roberta Jacobson como enviada especial a Estados Unidos para la discusión de temas migratorios, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el Plan Nacional de Vacunación incluirá a migrantes residentes en México, incluso a quienes no puedan comprobar su estadía.

“Todos los que están en nuestro país, sean mexicanos de nacimiento, se hayan nacionalizado o estén en nuestro país como migrantes, todos van a ser vacunados. Va a depender de la disponibilidad de las vacunas”, enfatizó durante su conferencia de prensa de esta mañana.

Esta visita ocurre días después de que México cerrara su frontera sur con Guatemala y Belice para viajes no esenciales, esto luego de que el Gobierno de Estados Unidos previera la mayor ola migratoria en 20 años.

“Hemos propuesto, al presidente Biden, que se atienda el tema migratorio dándole importancia al desarrollo de Guatemala, Honduras, El Salvador y el sur de México con la idea rectora, básica, de que se tienen que dar oportunidades de trabajo y mejores condiciones de vida a los habitantes del sur de México y de Centro América.”, explicó López Obrador.

A pesar de la buena relación que el presidente mexicano admitió tener con Estados Unidos, éste aseguró que desde el país vecino se plantea la necesidad de un mayor control de la situación, pero reiteró que la respuesta de México “siempre es que se deben atender las causas” de la migración forzada.

Es así que recordó que los migrantes “no se van a Estados Unidos por gusto, sino por necesidad”, y reivindicó su añeja propuesta de implementar un plan de desarrollo que genere empleos en Guatemala, Honduras, El Salvador y el sur de México.

Aunado a ello, el Jefe del Ejecutivo mencionó que el gobierno de Joe Biden destinará 4 mil millones de dólares en apoyo a proyectos de desarrollo en Centro América.

Asimismo, refirió al trabajo coordinado para la protección a migrantes que cruzan México para llegar a Estados Unidos, de tal manera que se eviten masacres como la ocurrida en enero en Tamaulipas donde murieron calcinados 19 guatemaltecos.

“Hay un trabajo de coordinación para proteger a migrantes, garantizarles seguridad y proteger sus derechos humanos. Porque no es lo mismo que estén los migrantes en el sur de nuestro país, que transiten hacia el norte. Sabemos todos que hay muchos riesgos.”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí