Redacción

Contrario a la política de transparencia, anticorrupción y legalidad que promueve, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es la administración federal que más adjudicaciones directas en compras gubernamentales ha realizado.

“Desde hace meses, el PRD se sumó a asociaciones civiles para exigir al desgobierno de Morena que transparentara las adjudicaciones directas en aumento desde que llegó al poder. Hoy, nuevas cifras confirman lo que advertíamos: esta administración ha dado contratos a sus amigos más que ningún otro”, señaló el Presidente Nacional del Partido de la Revolución Democrática, Jesús Zambrano Grijalva.

Un informe recientemente publicado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) señala que el 43 por ciento de las compras públicas en 2020 se dieron a través de este mecanismo discrecional, lo cual equivale a más de 205 mil 195 millones de pesos.

De acuerdo con el centro de investigación, dicho porcentaje es el más alto desde que se tiene registro de esta clase de datos. Además, las cifras indican que el Gobierno Federal únicamente otorgó 40 por ciento de los contratos por licitación pública, el método recomendado para promover la competitividad empresarial y la transparencia en asignación de recursos. Estos porcentajes confirman que esta es la primera ocasión que los contratos asignados por adjudicación directa superan a los que son sometidos a concurso público.

“Si tanto le gusta a López Obrador su púlpito mañanero, ¿por qué no lo ha usado para transparentar esta clase de contratos que se han dado por dedazo a sus amigos y aliados? Las “mañaneras” solo son una forma que utiliza para imponer un control sobre medios de comunicación y violar la veda electoral, nosotros hemos insistido que de dejen de transmitir”, aseguró el perredista. En este sentido, agregó que “a Morena le gusta elegir a conveniencia: ahí está la prima del presidente López Obrador que busca reelegirse en el Distrito 1 de Chiapas o el hermano de la secretaria de la Función Pública en el Distrito 4 de Guerrero. Ellos no postulan candidatos, sino que solo mueven piezas”.

Asimismo, reiteró que el otorgamiento de estos contratos solo promueve la opacidad con la que Morena se ha movido en su paso por la administración pública. Tal y como lo señala el IMCO, en 2020, casi 1 de cada 2 pesos gastado por el Gobierno Federal se dio a través tanto de adjudicaciones directas como de invitaciones restringidas. Eso abre la puerta a conflictos de interés y discrecionalidad.

“Toda esta clase de artimañas corruptas se terminarán cuando el próximo 6 de junio las y los mexicanos cierren este capítulo en la historia de nuestro país a través de su voto. La nueva mayoría de Va por México en la Cámara de Diputados dará la garantía a la sociedad de que el presidente de la República ni su partido derrocharán ni un peso más a su antojo”, sentenció.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí