Redacción 

Aunque al inicio de la pandemia el Gobierno Federal presumió haberse preparado “con tres meses de antelación”, la realidad nos mostró que la estrategia contra la COVID19 en México padeció el error de previsión y preparación oportuna de las condiciones sociales y sanitarias para hacer frente a la mayor catástrofe mundial sanitaria de los últimos años, declaró Adriana Díaz Contreras, integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

A pesar de que se contaba con información desde finales de 2019 -recordó la dirigente- el gobierno de Andrés Manuel López Obrador perdió un tiempo valioso para aplicar medidas preventivas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Tarde se controlaron las vías de tránsito internacional; tarde de decidió cancelar la realización de eventos masivos; tarde se decidió el confinamiento en casa, y tarde se cerraron escuelas y centros laborales. El costo fue alto: una pandemia sin control”, sostuvo Díaz Contreras.

Para colmo de males -enfatizó- el gobierno ha rechazado aplicar pruebas masivas para detectar a las personas contagiadas, poderlas aislar y curar; y no se atreve a ordenar el uso masivo y obligatorio de cubrebocas, dos medidas de gran efectividad para descender y, con el tiempo romper, la cadena de contagios, sobre todo cuando el virus del SARS-CoV-2 lo tienen portadores asintomáticos.

Ante este panorama, la dirigente perredista urgió a la Secretaría de Hacienda programar una partida presupuestal suficiente para adquirir las vacunas y los medicamentos contra la Covid-19 cuando estén a la venta en el mercado, sobre todo, señala, cuando el gobierno federal ha emprendido desmedidas políticas de austeridad.

Asimismo, Díaz Contreras solicitó a todas las bancadas de la Cámara de Diputados hacer una revisión del manejo y distribución del presupuesto público destinado a combatir la pandemia.

“Se estima que para el primer trimestre del 2021 podrían estar disponibles las vacunas. De ser ciertas las previsiones de los investigadores, nuestro país debe tomar ya las medidas legales y parlamentarias para contar con el dinero suficiente para comprar vacunas y medicamentos”, indicó.

Finalmente la lideresa perredista exigió al gobierno de López Obrador que, mientras no tengamos vacunas ni medicamentos, deben reforzarse las medidas preventivas con la aplicación de pruebas para detectar a los contagiados asintomáticos, aislarlos y curarlos, y declarar el uso masivo y obligatorio del cubrebocas.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí