Redacción

Representantes del sector turístico de los países participantes en el Encuentro Iberoamericano Regar 2020, coincidieron que la industria del turismo será un jugador clave en la recuperación económica de las naciones de la región, frente a los embates generados por el confinamiento de la pandemia del Covid-19, por lo que hicieron un llamado a los gobiernos a no dejar a su suerte al sector, que es generador importante de divisas y de empleos.

Al participar en el taller sobre el Turismo en Iberoamérica, Yvette Valenzuela, directora de Financiamiento al Turismo del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), sostuvo que el turismo es resiliente y clave para el desarrollo económico de los países, frente a los estragos que ha dejado la pandemia.

Pidió trabajo conjunto para que el sector pueda acelerar su salida de esta crisis. “Hay que tener una visión 360 donde incorporemos a proveedores, hoteleros, aliados comerciales y a todos, en las actividades conjuntas para la recuperación del sector que, según analistas, será lenta y podría tardar de uno a tres años en llegar, es decir, hasta 2024”, expuso.

En cuanto a los créditos, la directiva de Bancomext planteó que es necesario acompañar al sector en esta visión de largo plazo, porque lo que quieren las empresas, dijo, son financiamientos con plazos y tasas preferenciales.

“Tenemos que estar unidos iniciativa privada, gobiernos y participantes del sector, sin perder la visión de largo plazo pues esto será clave para la recuperación económica de los países. No dejemos de apostar por el sector, y seguir fomentando la inversión”.

Yvette Valenzuela afirmó que la de hoy es una crisis de liquidez, pero hay que evitar que sea una crisis de solvencia, por lo que se deben otorgar plazos y acompañar e incrementar los porcentajes de garantías para apoyar a las empresas turísticas.

Al referirse al caso de México, la directiva de Bancomext dijo que la crisis por la pandemia tocó al país con una banca de desarrollo bien capitalizada, por lo que se pudo apoyar en la recuperación de las MiPymes.

“Para ello, se dispuso el programa Impulso+Hoteles, con buenos resultados, el cual permitió ampliar sus beneficios a las agencias de viaje y el transporte. También se ampliaron los plazos, hasta por 12 meses, para el pago de capital e intereses.

En su oportunidad, el representante de Ecuador, Juan Pablo Gencon, Subgerente de Garantías de Crédito del Fondo de Garantía del FNG, señaló que el sector turístico de la región ha sufrido un golpe sin precedente del que llevará tiempo recuperarnos. Destacó el programa de apoyo en Galápagos, donde el diferimiento de intereses a las empresas del sector se prolongó hasta un año.

Coincidió con Yvette Valenzuela en que el sector turismo ha sido siempre resiliente, por lo que no se sabe cuándo va a terminar. Consideró que una manera de reactivar el sector es ampliando el financiamiento y las garantías.

“Con trabajo conjunto entre el sector público y gobiernos, estableciendo campañas, protocolos y esquemas de garantías acordes, podremos salir lo antes posible, de la crisis en el sector. El plazo que requieren las empresas para salir de la crisis es fundamental. Es necesario dar a las empresas esa posibilidad”, puntualizó.

Al hacer uso de la palabra, Andrés Berna, representante de Cabo Verde, CEO de PROGARANTE, Cabo Verde expuso que, si bien la realidad de cada país es diferente, la salida de la crisis tiene la misma estrategia: Es necesario dar a las empresas periodo de gracia.

Aseguró que el del turismo es un problema que tenemos que resolver con liquidez para las empresas, porque nuestras sociedades de garantías, su objetivo, es apoyar los flujos financieros a las compañías. En el caso de Cabo Verde, indicó, estamos diseñando con bancos, créditos que estén relacionado con las ventas, lo que nos permite apoyar en términos de liquidez.

Dijo que, dentro de la estrategia para el turismo, se debe poner atención a la infraestructura de la salud, donde debe haber condiciones adecuadas para seguridad de los viajeros. Incluso, propuso establecer un seguro de salud para viajeros.

Por otra parte, al participar en el taller que, sobre Comercio, se llevó a cabo de manera virtual en el marco de este encuentro, especialistas financieros de México y Argentina, hicieron un llamado a los gobiernos de los países de la región, a reinventar las formas de asistencia y apoyo a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), principalmente del sector comercio y restaurantero, que han sido de los más golpeados por el confinamiento producto de la pandemia del Covid-19.

Sergio Viera, del Fondo de Garantías de Buenos Aires, Argentina, afirmó que es urgente encontrar nuevas formas de apoyar a las pymes muchas de las cuales se encuentran en estado crítico y a punto de morir, debido al confinamiento. Llamó a que los gobiernos de las naciones, a través de sus bancos de desarrollo, flexibilicen el otorgamiento de créditos, con tasas preferenciales y con mayores plazos.

“Se trata de un análisis riguroso frente a una situación que no debe tener demora, porque la garantía y el crédito tiene que ser hoy y ahora, ya que se encuentran de por medio temas como la nómina salarial o el pago a proveedores para no cortar la cadena e incluso el crecimiento de algunas pymes que lo necesitan por haber encontrado en la pandemia un nuevo nicho de negocio”, indicó.

Sergio Viera añadió que, en Argentina, las pymes cuentan con el Fondep, un fideicomiso del Estado que permite un crédito más barato para aquellas empresas que tengan que atender esta emergencia con sus productos e incluso con sus nuevos desarrollos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí