Redacción

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) impugnaron el amparo concedido a la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, para que se revise la prisión preventiva que se le impuso desde hace casi dos años.

Autoridades judiciales confirmaron que los recursos de revisión fueron presentados por ambas dependencias en contra de la resolución adoptada por el juez Tercero de Distrito en Materia de Amparo, Augusto Octavio Mejía Ojeda.

En consecuencia, el amparo concedido a Robles Berlanga no podrá surtir efecto hasta en tanto el asunto sea turnado y revisado por los magistrados de un tribunal colegiado, por lo que la exfuncionaria en el gobierno de Enrique Peña Nieto deberá continuar en prisión preventiva en el penal femenil de Santa Martha Acatitla, en donde se encuentra recluida desde el 13 de agosto de 2019.

El pasado 24 de junio, el juez Mejía Ojeda concedió el amparo a Rosario Robles tras considerar que su homólogo Ganther Alejandro Villar Ceballos, no valoró adecuadamente los elementos aportados por la defensa al momento de ratificar la prisión preventiva.

La decisión del juez Mejía Ojeda motivó que la FGR y la ASF (en su calidad de denunciante) promovieran un recurso de revisión alegando que es improcedente la revisión de la medida cautelar impuesta a Rosario Robles.

De acuerdo con las autoridades consultadas por el medio, la revisión del amparo tomará de dos a tres meses, periodo en el cual la exfuncionaria deberá permanecer en prisión preventiva.

La también ex jefa de gobierno del entonces Distrito Federal, ahora Ciudad de México, lleva un proceso por su presunta relación en el delito de uso indebido del servicio público, al ignorar deliberadamente un desvío de más de 5,000 millones de pesos en un caso de triangulación de recursos a través de universidades públicas estatales y empresas fantasma conocido como La Estafa Maestra.

Cabe destacar que el delito que se le imputa no es considerado grave, por lo que normalmente este caso se llevaría en arresto domiciliario; sin embargo, el juez a cargo del caso en agosto del 2019, determinó que existía riesgo de fuga por parte de la señalada, motivo por el cual ordenó su detención y encarcelamiento.

Desde ese momento, la defensa de Rosario Robles ha interpuesto numerosos recursos legales, para que su estancia en reclusión sea valorada nuevamente, por lo que todos los amparos de Rosario Robles fueron concentrados en el Juzgado Tercero de Distrito para evitar sentencias contradictorias.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí