Redacción

En el contexto de los recientes cortes en el suministro eléctrico que afectan al país, especialmente la zona norte, el CCE hace un llamado al gobierno a trabajar en conjunto para fortalecer la infraestructura de la red de transmisión y distribución, así como el almacenamiento de combustible y gas, como medidas indispensables para mejorar la seguridad energética del país.

La reciente emergencia eléctrica pone de manifiesto la urgente necesidad de mejorar la infraestructura de transmisión, y de concentrar los limitados recursos de la CFE en las actividades en las que es rentable y en las que tiene exclusividad por ley y por vocación de servicio a los mexicanos, que son la transmisión y distribución. Estas divisiones son, además, las más rentables de la CFE y las que pueden hacerla más fuerte financieramente. En lo demás se pueden eficientar los recursos mediante colaboración con el sector privado.

Adicionalmente, México no tiene capacidad de almacenamiento de gas natural, combustible con el que se genera el 60% de la energía eléctrica del país y que en su mayoría viene de Estados Unidos. Existen al menos 20 proyectos de infraestructura de gas que representan inversiones por $300,000 millones de pesos y 50,000 empleos directos e indirectos, y que están pendientes de aprobación.

De forma complementaria, es fundamental permitir que en el país haya competencia en generación de energía, para asegurar abastecimiento y tarifas bajas para los usuarios. La participación de empresas privadas, que ya han invertido más de 44,000 millones de dólares en generación, es el mecanismo probado para que bajen los costos y se beneficie a todos los mexicanos.

Nos reiteramos siempre dispuestos a dialogar en un marco de legalidad para encontrar juntos las mejores soluciones a las necesidades energéticas de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí