• La Sociedad de Autores y Compositores de México, de la mano de su sobrina, se encargó de desmentir el mito de la muerte del actor.

Redacción

A pesar de estar 66 años lejanos al hecho, la muerte de Joaquín Pardavé ha sido perseguida por el mito de que fue enterrado vivo, pero con el paso del tiempo se fue esclareciendo el cómo fue la pérdida de la leyenda del cine mexicano durante la Época de Oro.

De acuerdo con la popular historia, Pardavé entró en estado cataléptico pero el médico que regularmente lo atendía se encontraba fuera del país, por lo que al ser revisado por otro un tanto inexperto, este llegó a la conclusión de que todo parecía indicar que el actor había muerto un 20 de julio de 1955.

La leyenda surgió luego de que sus familiares decidieron llevar a cabo la lectura de testamento, y se dieran cuenta que el documento había sido enterrado junto con el actor por error. Pero ese no fue el fin de la tragedia, pues al momento de llevar a cabo la exhumación se percataron que el cuerpo se encontraba boca abajo, con restos de piel en las uñas, señales de tortura en lo que se suponía fue su intento por salirse de la caja, así como también el rostro se mostraba destrozado, suponían, por la desesperación de no poder moverse.

Esta versión sobre el deceso del actor y la manera en que fue supuestamente enterrado vivo fue difundida por el diario mexicano La Prensa, con base en la condición cataléptica del actor.

Sin embargo, la Sociedad de Autores y Compositores de México informó que dicha publicación sólo era un rumor por parte del periódico; mientras que los familiares del actor negaron que habían exhumado el cadáver.

“Joaquín Pardavé no fue enterrado vivo como mucha gente piensa. Sus restos jamas han sido exhumados, ni siquiera cuando su esposa falleció. Ella, mi tía, ocupa un lugar en la misma tumba, pero los restos de mi tío no fueron exhumados. Insistimos que jamás se ha abierto su caja. Así desmentimos categóricamente los rumores que circulan”, indicó su sobrina María Elena Pardavé Robles.

Pardavé murió a causa de una hipertensión arterial descontrolada catalepsia. Una avenida céntrica, un auditorio y el salón de una conocida tequilera de la ciudad que fue cuna del actor llevan su nombre. Igualmente, un local de café lleva el título de una película que realizó con el nombre de “Pénjamo”.

Entre las películas que destacan en su amplia carrera artística se encuentran: El que Tenga un AmorEl Baisano Jalil, Los Hijos de Don Benancio, Los Nietos de Don Benancio, Cuando los Hijos se Van, Azahares para tu Boda, El Barchante Negib, Ojos de Juventud, Al Son de la Marimba, La Tía de las Muchachas, México de mis Recuerdos y Ahí Está El Detalle.

La sección de salud de la agencia española EFE, señala que la catalepsia es “un trastorno que puede estar provocado por una enfermedad del paciente, una alteración neurológica o por intoxicación de determinados fármacos, como ansiolíticos y antidepresivos, que como efecto secundario pueden acarrear una depresión respiratoria”.

Para ese medio, un especialista llamado Andrés Santiago, subdirector de la Escuela Profesional de Medicina Legal y Forense de la Universidad Complutense de Madrid indicó que las catalepsias “son muy variables, hay personas que pueden oír pero no pueden reaccionar y, en otros grados más profundos, por más que estimules no se produce una respuesta aunque la persona esté viva”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí