Por DIANN

Kia Motors México se convirtió en cuatro años en la quinta marca más importante para el consumidor mexicano, pero ahora la expectativa cambió ante un nuevo régimen económico en el país y se prepara porque advierte que pese a la drástica reducción de ventas de la industria en el país mantendrá sus niveles de ventas, producción y empleo generado.

Aunque la armadora coreana no prevé modificar la producción en su planta de Pesquería, Nuevo León, en donde fabrica los modelos Río y Forte; anunció que llegará a México un nuevo modelo de SUV compacta y pidió mayores incentivos para la comercialización de vehículos híbridos.

El director general de la automotriz coreana en México, Horacio Chávez, dijo a Reporte 32 MX que pese a “que está costando más trabajo de lo previsto” al finalizar 2019 cumplirá con la expectativa de colocar 100 mil vehículos en el mercado y producir 300 mil unidades en la planta de Pesquería, Nuevo León.

HORACIO Chávez

“Sin embargo –dijo-, traíamos una inercia mucho más favorable y hubiera sido un año mucho más sencillo si las condiciones no hubieran cambiado como están ahorita”.

“Hemos cumplido las expectativas, pero ahora ha sido un poco más difícil de lo que esperábamos”, expresó el directivo, quien anunció que para lograrlo se prevé la ampliación de la red de agencias automotrices, el reforzamiento de los productos financieros, así como la llegada de una nueva SUV compacta en enero de 2020.

Reconoció que la reducción de ventas en la industria podría pronunciarse incluso aún más del siete por ciento que ya ha registrado en el año, producto de la incertidumbre en la economía del consumidor que le impide realizar compras de largo plazo.

“Ha bajado la afluencia de clientes en las agencias, el perfil de endeudamiento del cliente también ha empeorado. Llegan cada vez más clientes con un perfil crediticio más difícil de autorizar y eso nos ha hecho más creativos para encontrar la fórmula de cómo si darle un plan que se adapte las necesidades de las personas”, dijo.

Recordó que Kia Motors México es hoy la única marca en el mercado que ofrece un seguro de desempleo por nueve meses en los casos de crédito automotriz.

Dentro de su estrategia para mantener la posición en México, la armadora cuenta además con ocho productos de financiamiento para cumplir con las necesidades de cada cliente y anunció que para enero del 2020 introducirá un nuevo vehículo en el segmento de las SUV compactas para tener 12 modelos en el mercado.

Kia Motors tiene previsto también aumentar su inversión en nuevas agencias de ventas en el país y  estima que al finalizar el mes de octubre tendrá tres nuevos puntos de venta para llegar a  93 en territorio nacional,  además de que fortalecerá a las agencias Konfidence de venta de vehículos seminuevos certificados con 25 en total al final de 2019, debido al crecimiento que se prevé en ese canal de venta.

Para enero de 2020 Kia Motors México introducirá al país el modelo Celtos, una SUV pequeña que llega para competir en uno de los segmentos de mayor crecimiento hoy en México.

En la planta de Pesquería, Nuevo León, se prevé un crecimiento marginal de 300 mil unidades, tanto para el mercado mexicano y 55 países a los que la armadora de México exporta, lo que ayudará a conservar la plantilla laboral.

El directivo sostuvo  que la confianza de continuar en el país permanece, aunque la estrategia deba de modificarse.

Y agregó el interés de Kia por continuar con la introducción de vehículos híbridos como es el caso de Niro, una SUV de la cual se comercializan alrededor de 150 mensuales, “pero estoy seguro de que se podrían comercializar más si hubiera mayores incentivos”.

 

Pese a la depresión del mercado mexicano, el director general de Kia Motors México aseveró que la armadora llegó para quedarse y su confianza en el país continúa.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí