Por Alejandro Durán

A causa de los embates de la emergencia sanitaria por el COVID19 y la política económica de la presente administración federal, la actividad industrial de México transita por la peor racha desde que en 1994 se reporta el indicador, pues durante febrero de este año reportó bajó -4.5 por ciento a tasa anual, con lo que ligó 23 caídas consecutivas.

De esta manera, la última vez que el sector fabril del país creció a tasa anual fue en marzo de 2019 (en el tercer mes de la presente administración federal), cuando creció apenas 0.05 por ciento.

Por medio de un reporte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), precisó que la caída de -4.5 por ciento fue resulta de la contracción de los cuatro principales componentes.

En este sentido, resultó que mientras la minería bajó -4.5 por ciento, la construcción se desplomó -4.4, la industria manufacturera disminuyó -4.7, en tanto que el rubro conformado por la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica cayó -9.9 por ciento.

En términos acumulados, resultó que la actividad industrial reportó una contracción de 4.8 por ciento en el primer bimestre del año con relación a lo registrado en el mismo periodo de 2020.

En su comparativo mensual, resultó que el indicador mostró un avance de 0.4 por ciento de enero a febrero de este año, con base a datos ajustados por estacionalidad.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí