Por Alejandro Durán

Derivado de los embates de la pandemia, pero también por la fallida política económica del presidente Andrés Manuel López Obrador, la inversión privada transita en la peor racha de la que se tenga registro.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la Inversión Fija Bruta (IFB), reportó una caída de 10.6 por ciento a tasa anual, con lo que ligó 24 tropiezos consecutivos. La última vez que el indicador reportó avance fue en enero de 2019, al inicio de la presente administración federal.

La medición de la IFB comenzó en enero de 1994 y lo cierto es que la racha negativa que reporta la inversión privada hoy en día es la peor de la que se tiene registro, superando, incluso, la racha de 14 caídas consecutivas que se reportó en 1995 y 1996, en el marco de la llamada “Crisis del Tequila”.

Según datos del INEGI, la inversión en el sector de la construcción cayó 11.3 por ciento a tasa anual durante enero pasado, en tanto que la compra de maquina y equipo bajó 9.5 por ciento.

Al respecto, Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base, el comportamiento que reporta la inversión privada es consecuencia de la suspensión total o parcial de actividades productivas a causa de la emergencia sanitaria así como por la estrategia económica implementada por la presente administración federal.

En su comparativo mensual, resulta que la Inversión Fija Bruta, que representa los gastos realizados en Construcción y en Maquinaria y Equipo de origen nacional e importado, registró un aumento en términos reales de 3.3 por ciento durante enero de 2021 respecto al mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí