Redacción

Los programas sociales que desde diciembre de 2018 implementó el presidente Andrés Manuel López Obrador, y que se han convertido en estos veinte meses en una maquinaria electoral, no serán suficientes para resolver la crisis social que ya vivimos los mexicanos, y que puede empeorar, afirmó el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Adriana Díaz Contreras, integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD, dijo que los pronósticos más optimistas advierten que al menos diez millones de mexicanos van a caer en la pobreza, derivado de la crisis sanitaria del Covid-19, y el gobierno federal, hasta el momento, no tiene un plan para frenar esta tragedia.

Díaz Contreras recordó que de acuerdo con datos oficiales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en la actualidad hay 52.4 millones de mexicanos pobres, casi la mitad de la población, y los programas sociales de la autoproclamada Cuarta Transformación sólo dan atención a 22 millones. Ese saldo es negativo -acentuó- pues hoy en día 30.4 millones de mexicanos en pobreza no reciben ningún apoyo gubernamental, y otros 10 millones van en ese camino.

Para colmo de males, por si faltara agregar algo -resaltó la lideresa-, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), con la pandemia 12.5 millones de mexicanos vieron caer sus ingresos por la quiebra de empresas, despidos, reducción de la jornada laboral y de salarios.

“Presidente López Obrador, como integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD le pido que revise sus datos. Usted no debe minimizar el sufrimiento de millones de mexicanos, que además de la pérdida de algún ser querido, se debaten en la lucha diaria para comer y llevar el sustento a sus hogares. No nos venga con el cuento de que las transferencias monetarias de sus programas sociales están resolviendo la demanda de la gente necesitada”, sostuvo la dirigente del PRD.

En ese sentido, propuso al menos dos programas esenciales que el gobierno federal debiera ejecutar:

  1. El Ingreso Mínimo Vital de 3 mil 746 pesos mensuales, por cuatro meses, para los 10.4 millones de trabajadores informales que perdieron sus ingresos.
  2. El seguro al desempleo por 3 mil 746 pesos mensuales, por cuatro meses, para los 2.1 millones de trabajadores formales que se quedaron en la calle.

Con estas dos medidas sumadas a las transferencias de los programas sociales, los mexicanos que peor la han pasado a causa de la pandemia, podrían encontrar un poco de alivio a su desesperante situación económica, agregó la dirigente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí