Red de corresponsales 

El matrimonio entre personas del mismo sexo y la despenalización del aborto en Tlaxcala son temas que tienen que ver con garantizar el pleno ejercicio de los derechos humanos, por lo que el Congreso local está obligado a atenderlos, sostuvo la diputada María Isabel Casas Meneses, presidenta de la Mesa Directiva del Legislativo.

Y es que en días recientes colectivos y organizaciones de la sociedad civil han hecho llamamientos al Congreso local para legislar sobre ambos temas.

Por un lado, activistas pidieron a los diputados locales sacar de la congeladora la iniciativa para reformar algunas disposiciones del Código Civil de Tlaxcala, y establecer que el matrimonio puede ser entre personas del mismo sexo y no solo entre un hombre y una mujer.

Asimismo, solicitaron despenalizar el aborto en la entidad, y que quienes así lo decidan puedan interrumpir su embarazo de forma voluntaria y no solo por las cinco causales que actualmente establece el Código Penal de la entidad.

“Esos son temas que la misma sociedad nos está pidiendo, por eso nosotros estamos trabajando y analizando su pronta dictaminación y discusión, pero lograr su aprobación es una responsabilidad y un compromiso de 25 legisladores, es algo que no depende de una sola persona”, expresó la representante legal del Legislativo.

Sin embargo, la parlamentaria ofreció impulsar los trabajos y las mesas de diálogo para poder beneficiar no solo estos temas, sino todos aquellos que tienen pendientes y que son en beneficio de la ciudadanía tlaxcalteca.

Lo anterior, al reiterar que el matrimonio igualitario y el acceso a un aborto seguro son temas de derechos humanos en los que no pueden contraponer la voluntad política, puesto que están obligados, como diputados locales, a actuar de forma responsable para dar cabida a esos pendientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí