Por Mónica Delgado

Del 12 al 16 de octubre, el peso reportó altibajos frente al dólar, toda vez que la moneda mexicana estuvo favorecida ante las preocupaciones por el crecimiento de la segunda ola de contagios de covid-19 en Europa y la menor esperanza de un acuerdo sobre el paquete de estímulos fiscales en los Estados Unidos previo a la elección presidencial.

También estuvo afectado ante la posibilidad de retrasos en la culminación de una vacuna contra el covid-19, después de que el laboratorio estadounidense Johnson & Johnson anunciara que suspendería el ensayo clínico, ante una enfermedad inexplicable en uno de los participantes.

El 16 de octubre, la paridad peso-dólar alcanzó un promedio en 21.14 unidades por dólar, similar al cierre reportado una semana antes cuando se ubicó en su menor nivel desde el pasado 18 de septiembre, luego de registrar dos descensos semanales consecutivos, recordó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su Gaceta económica.

Cifras de Banco Base revelan que en el mercado cambiario la mayoría de las divisas cerró con una depreciación, con el índice ponderado del dólar mostrando un avance semanal de 0.56 por ciento.

En la semana, señaló, los factores que ocasionaron un fortalecimiento generalizado del dólar fueron el ritmo de contagio de coronavirus sigue al alza, alcanzando niveles históricos en varios países de Europa, incluyendo las principales economías como Alemania, Francia y Reino Unido.

De igual forma, es poco probable que en Estados Unidos se apruebe un nuevo paquete de estímulos fiscales antes de las elecciones del 3 de noviembre, debido a que el principal determinante del retraso en la aprobación de los estímulos es político, un riesgo clave para los mercados financieros sería un resultado electoral no definido, en donde tengan que transcurrir varias semanas para que se declare formalmente un ganador a la presidencia.

Este escenario implicaría un retraso en la aprobación de nuevos estímulos y podría generar presiones adicionales al alza para el tipo de cambio durante noviembre.
A lo anterior se sumó que en la sesión del jueves se publicaron indicadores poco favorables para Estados Unidos: las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo ascendieron a 898 mil unidades en la semana que terminó el 10 de octubre, por encima de las 825 mil esperadas por el mercado y su mayor lectura desde la tercera semana de agosto.

Lo anterior implica un estancamiento en la recuperación del mercado laboral estadounidense que se podría traducir en una recuperación económica más lenta. Cabe recordar que la recuperación económica de México depende principalmente de las exportaciones hacia Estados Unidos.

La Secretaría de Hacienda recuerda que en lo que va del año, el tipo de cambio peso-dólar reporta un nivel promedio de 21.78 pesos por dólar y una pérdida acumulada de 2.21 pesos por dólar.

Por su parte, el tipo de cambio FIX (que sirve para solventar obligaciones denominadas en dólares liquidables en México) reportó el pasado viernes un nivel de 21.1765 pesos por dólar, su nivel más bajo desde el 18 de septiembre pasado y ligeramente menor al dato observado el 9 de octubre de 21.1822 pesos por dólar.

En lo que va del año, el tipo de cambio FIX registra un nivel promedio de 21.7911 pesos por dólar y una depreciación acumulada de 2.31 pesos por dólar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí