Por Mónica Delgado

El peso se fortaleció frente al dólar, después de reportar pérdidas la semana previa, debido principalmente a la debilidad generalizada del dólar, luego de datos de empleo del sector privado en Estados Unidos menores a lo esperado por el mercado.

En su Gaceta económica, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que el 1 de abril pasado, el tipo de cambio peso-dólar cerró en 20.29 unidades por dólar, un descenso semanal de 29 centavos por dólar o 1.4 por ciento menos.

La moneda mexicana finalizó marzo con su primera ganancia mensual en lo que va del año y la más alta desde noviembre pasado (2.0 por ciento o 43 centavos por dólar).

En lo que va del año, el tipo de cambio peso-dólar reporta un nivel promedio de 20.33 ppd y un aumento acumulado de 42 centavos por dólar o 2.1 por ciento.

Banco Base destacó que el peso fue la segunda divisa más apreciada en el mes de marzo, únicamente por detrás del rand sudafricano. No obstante, en el primer trimestre de 2021 se ubicó en la posición 19 de 31, con una depreciación trimestral de 2.67 por ciento.

Los factores que propiciaron la depreciación del peso durante los primeros meses del 2021 se pueden dividir en factores externos e internos. Por un lado, se identifican tres factores externos:

El fortalecimiento en el dólar americano, el cual avanzó 2.85 por ciento en el trimestre, luego de haber retrocedido por tres trimestres consecutivos. La preferencia por dólares estuvo asociada a una mayor percepción de riesgo en los mercados financieros globales, ante el incremento en casos de Covid-19 al inicio del año y nuevamente a finales de marzo, ante la tercera ola de contagios que se está observando principalmente en Europa.

A ello se sumó el incremento impulsado por la expectativa de presiones inflacionarias adicionales en Estados Unidos ante el crecimiento económico acelerado y la gran cantidad de estímulos proporcionados por el gobierno. Lo anterior aumentó la especulación en torno a la posibilidad de que la Reserva Federal muestre una postura menos acomodaticia.

Incidió también una mayor incertidumbre observada en los mercados financieros ante los ‘short squeezes’, lo que puso en evidencia la capacidad de influencia de los inversionistas minoristas a través de plataformas electrónicas.

Por su parte, el tipo de cambio FIX (que sirve para solventar obligaciones denominadas en dólares liquidables en México) reportó el 31 de marzo un nivel de 20.4400 pesos por dólar, 13 centavos inferior al dato observado el 26 de marzo pasado.

En lo que va de 2021, el tipo de cambio FIX registra un nivel promedio de 20.3432 pesos por dólar y una depreciación acumulada de 53 centavos por dólar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí