*Advierte Banco Base sobre presiones para mercado local

Por Mónica Delgado

El optimismo por el programa de vacunación en Estados Unidos y en México, las expectativas de recuperación económica local a partir de la vacunación, así como los estímulos estadounidenses, generaron que en la última semana de marzo, el Índice S&P/BMV IPC de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registrara un comportamiento en general positivo

Las ganancias fueron contrarrestadas ante una toma de utilidades, previo al feriado de Semana Santa, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su Gaceta económica.

Y es que el principal indicador bursátil terminó el 31 de marzo en 47 mil 246.26 unidades, implicando un descenso semanal de 0.28 por ciento o 132.93 unidades menos, luego de crecer 0.75 por ciento la semana previa.

Durante marzo, el Índice S&P/BMV IPC aumentó 5.95 por ciento o 2 mil 653.35 puntos más, lo que implicó su segunda mejor ganancia mensual de los últimos 33 meses, solo detrás de noviembre de 2020 cuando ganó 12.95 por ciento.

En el primer trimestre de 2021, el índice bursátil lleva una ganancia acumulada de 7.21 por ciento o 3 mil 179.38 unidades, su mayor desempeño para un periodo similar en 14 años (desde el primer trimestre de 2007), según cifras de la Bolsa Mexicana.

Al respecto, Banco Base apuntó que el mercado accionario local fue impulsado al alza por el optimismo a nivel global y no por factores internos.

Pese a las ganancias en el S&P/BMV IPC, añadió, existen factores de riesgo para el mercado local: La lenta recuperación económica en México. Aunque los pronósticos de crecimiento para la economía mexicana se han ajustado al alza, a tasas ligeramente por encima del 4.0 por ciento, esto se debe a un mejor pronóstico de la economía estadounidense, a donde se dirige cerca del 80 por ciento de las exportaciones.

No obstante, los indicadores de consumo interno e inversión continúan significativamente rezagados de los niveles pre-pandemia y además las expectativas de crecimiento no son suficientes para resarcir la caída del 2020.

A ello se suman políticas públicas que podrían seguir ahuyentando la inversión fija, en particular las iniciativas de reforma en materia energética, que además de ahuyentar la inversión, incumplen con algunas cláusulas del T-MEC, lo que pone en riesgo la relación comercial con Estados Unidos.

De igual manera, las reformas se alejan de la estrategia de perseguir energías renovables, la cual es muy apoyada por Biden y el equipo demócrata, lo que podría generar diferencias entre ambas administraciones.

Asimismo, el FTSE BIVA (Bolsa Institucional de Valores), principal índice del segundo mercado de valores en México, terminó la semana a la baja, después de crecer la semana previa, al ubicarse en los 967.45 puntos, 0.29 por ciento menor a su nivel del 26 de marzo pasado.

Durante marzo el FTSE-BIVA reportó un crecimiento de 5.69 por ciento o 51.05 puntos más; mientras que en el primer trimestre del año registró una ganancia acumulada de 6.67 por ciento, es decir, 60.47 puntos mayor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí