Por Mónica Delgado

En la última semana de abril, el peso se debilitó frente al dólar, luego de cuatro ganancias semanales consecutivas, debido a datos económicos favorables sobre la economía estadounidense, en particular, al fuerte repunte de su PIB en el primer trimestre del año, lo cual dio fortaleza al dólar frente a otras importantes monedas a nivel global.

El 30 de abril pasado, el tipo de cambio peso-dólar cerró en 20.24 unidades por dólar, su mayor nivel desde el 5 de abril pasado y un incremento semanal de 43 centavos por dólar, es decir, 2.2 por ciento más.

A pesar de lo anterior, durante abril el peso ganó 18 centavos por dólar, esto es, 0.9 por ciento, sumando su segundo mes de avance, de acuerdo con la Gaceta económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Por su parte, Banco Base añadió que durante la mayor parte del mes, el peso mostró una apreciación a la par de un debilitamiento del dólar estadounidense, resultado de un relajamiento de la especulación sobre el futuro de la política monetaria de Estados Unidos, luego de que las autoridades monetarias de ese país reiteraron que mantendrían una postura ampliamente acomodaticia.

En lo que va de 2021, el tipo de cambio peso-dólar reporta un nivel promedio de 20.26 pesos por dólar y una depreciación de 37 centavos por dólar o 1.9 por ciento más en los primeros cuatro meses del año.

Banco Base advirtió que existe un factor de riesgo al alza durante mayo: la antesala a las elecciones federales del 6 de junio. Se estima que la volatilidad del tipo de cambio podría elevarse durante el mes, presionando el tipo de cambio a niveles entre 20.50 y 20.70 pesos por dólar de forma transitoria, para que posterior a las elecciones se observe un regreso del tipo de cambio a niveles cercanos a 20.00 pesos por dólar.

Durante abril, abundó, se confirmaron presiones inflacionarias significativas para México, pues la inflación anual se ubicó en 6.05 por ciento en la primera quincena del mes.

Lo anterior eleva la expectativa de inflación al cierre del año a 5.0 por ciento y reduce la probabilidad de que Banco de México vuelva a recortar la tasa de interés durante el año y ahora la expectativa es que la tasa se mantenga sin cambios en el nivel actual de 4.00% para luego subir entre 25 y 50 puntos base en 2022.

Base añadió que pese a la apreciación del peso durante las primeras semanas de abril, la tenencia de valores gubernamentales por residentes del exterior continuó mostrando una tendencia a la baja. En abril día 21, se observó una salida de capitales desde valores gubernamentales de 4,501.09 millones de pesos.

Por su parte, el tipo de cambio FIX (que sirve para solventar obligaciones denominadas en dólares liquidables en México) reportó el 30 de abril un nivel de 20.1822 pesos por dólar, su mayor nivel desde el 5 de abril de este año y 31 centavos superior al dato del cierre de la semana anterior o 1.6 por ciento más.

En lo que va del año, el tipo de cambio FIX registra un nivel promedio de 20.2622 pesos por dólar y una depreciación acumulada de 27 centavos por dólar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí