Por Monica Delgado

El crudo mexicano de exportación registró un aumento semanal de 2.56 por ciento o 1.53 dólares por barril más, luego contraerse la semana previa, al ubicarse el 30 de abril pasado en 61.39 dólares por tonel.

En lo que va del año, el petróleo mexicano lleva un incremento acumulado de 30.17 por ciento o 14.23 dólares por barril más y un nivel promedio de 57.31 dólares por tonel, 15.21 unidades por arriba de lo previsto en la Ley de Ingresos para 2021 (de 42.10 dólares por barril), esto es, 36.12 por ciento más.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su Gaceta económica puntualizó que a nivel global, del 26 al 30 de abril, los precios de los contratos a futuro de los crudos West Texas Intermediate (WTI) y Brent registraron un comportamiento al alza.

Ello luego de contraerse la semana previa, gracias a los sólidos datos económicos en Estados Unidos, el descenso de los inventarios de destilados estadounidenses y el aumento en el porcentaje de utilización de las refinerías en Estados Unidos, lo cual impulsó la perspectiva de una mayor demanda de combustibles del principal consumidor de petróleo del mundo.

El alza de los precios fue en parte contrarrestada, ante las preocupaciones por el descenso de las importaciones de crudo en Japón durante marzo y por la demanda de combustible en Brasil y la India, donde los contagios y decesos por Covid-19 siguen siendo elevados.

Así, el WTI y Brent para junio mostraron una variación durante la semana de 2.32 por ciento o 1.44 dólares por barril más y de 1.72 por ciento, es decir, 1.14 dólares por tonel, respectivamente, al cerrar el WTI en 63.58 unidades y el Brent en 67.25 dólares por barril el 30 de abril.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí