Por Mónica Delgado

Del 12 al 16 de abril, el peso se fortaleció frente al dólar por tercera semana consecutiva, debido al optimismo por el repunte económico en Estados Unidos y en otras importantes economías, como China.

Si bien las mejores expectativas de un repunte económico en Estados también han elevado las presiones inflacionarias, la Fed ha reafirmado su promesa de no elevar las tasas de interés hasta que haya una mejoría total en el mercado laboral, aceptando el aumento de los precios como reflejo de la recuperación tras la pandemia.

Ello ha hecho que el dólar se debilite, al tiempo que las tasas de los bonos del Tesoro han descendido a su menor nivel en un mes, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El pasado 16 de abril, el tipo de cambio peso-dólar cerró en 19.93 unidades por dólar, su menor nivel en 9 semanas (desde el 12 de febrero de este año) y un descenso semanal de 21 centavos por dólar.

Banco Base refirió que el peso se ubicó como la octava divisa más apreciada, por detrás del rublo ruso, el rand sudafricano, el real brasileño, la corona noruega, el dólar neozelandés, el dólar australiano y la lira turca, todas divisas de economías emergentes o estrechamente relacionadas con el desempeño del mercado de materias primas, que normalmente avanzan cuando hay optimismo.

La apreciación semanal del peso, producto de la debilidad del dólar, se debió a factores como que en los mercados financieros globales prevaleció el optimismo y el apetito por riesgo. También a que en el mercado de materias primas, se observaron ganancias significativas, principalmente en los precios de los energéticos.

Asimismo, Banco Base previó que el tipo de cambio podría apreciarse hacia niveles cercanos a 19.70 pesos por dólar, vistos por última vez en enero y no se descarta la posibilidad de que se acerque al mínimo en el año de 19.5494 pesos del 21 de enero.

La entidad financiera recalcó que la reciente apreciación del peso es resultado principalmente de la debilidad del dólar estadounidense y no de factores propios de la economía mexicana, en donde siguen acumulándose factores que pueden elevar la percepción de riesgo en los siguientes meses.

Entre los factores que pueden generar nerviosismo se destacan la aprobación esta semana en la Cámara de Diputados de la reforma para prohibir la subcontratación, que ahora está pendiente de aprobación en el Senado y que tiene la capacidad de ralentizar el proceso de recuperación del empleo.

Otra causa fue la aprobación en el pleno de la Cámara de Diputados del dictamen de reforma a la Ley de Hidrocarburos, que inhibiría severamente la inversión en el sector energético de ser aprobada en el Senado.

Un elemento adicional son las elecciones federales y locales del 6 de junio, pues normalmente en el mes previo a las elecciones tienden a observarse presiones temporales al alza para el tipo de cambio, lo que se estima podría llevar al tipo de cambio a niveles entre 20.50 y 21.00 pesos por dólar en mayo.

Un factor de riesgo adicional para la economía mexicana es la percepción de las políticas públicas internas desde el exterior. Al cierre de la semana, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicó un reporte sobre las políticas macroeconómicas y de tipo de cambio de los principales socios comerciales de Estados Unidos, en donde, por primera vez, se incluyó a México en una lista de países que serán monitoreados, sin ser clasificado como país manipulador de su divisa.

De acuerdo con el reporte, las políticas del gobierno de elevar la dependencia de combustibles fósiles, puede llevar a una disminución de las exportaciones de energía de Estados Unidos a México, ampliando el déficit comercial de Estados Unidos con México.

En lo que va de 2021 el tipo de cambio peso-dólar reporta un nivel promedio de 20.30 pesos por dólar y un aumento acumulado de 6 centavos por dólar.

Por su parte, el tipo de cambio FIX (que sirve para solventar obligaciones denominadas en dólares liquidables en México) reportó el 16 de abril un nivel de 19.9158 pesos por dólar, su nivel más bajo desde el 21 de enero de este año y 25 centavos inferior al dato observado el 9 de abril pasado.

El tipo de cambio FIX registra un nivel promedio de 20.3076 pesos por dólar y una depreciación acumulada de solo un centavo por dólar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí