Por Francisco Romero

La muerte de un paciente con COVID-19 no implica incrementar la fase de alerta en México, aseguró el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

“Nos impresiona siempre la parte más dolorosa de los fenómenos de salud y de enfermedad que es la pérdida de vidas humanas, pero en términos de lo que representa un fenómeno poblacional masivo es un significado diferente”, dijo en conferencia de prensa desde Palacio Nacional.

El funcionario federal aseveró que este deceso es natural a la fase 1 de la contingencia y que aunque es lamentable, es parte de una estadística minoritaria de consecuencias por la pandemia.

“Una minoría de personas desafortunadamente van a llegar a esto (a la muerte) pero una mayoría van a tener una enfermedad, que requerirán atención hospitalaria, un 15 por ciento, pero una proporción mucho mayor va tener una enfermedad de corta duración con síntomas leves”, abundó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí