Por Francisco Romero

A pesar de las recomendaciones -e incluso exigencias-, para que los ciudadanos porten cubrebocas en determinados lugares públicos y privados para combatir la pandemia del coronavirus, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que simple y sencillamente él no lo usará porque así se lo recomendaron funcionarios de la Secretaría de Salud (SSA), aunque dijo que haría algunas excepciones en donde se lo pidan como el viaje que hizo a Estados Unidos.

“A mí tanto el doctor Alcocer como el doctor Hugo López-Gatell (secretario y subsecretario de Salud, respectivamente), me han dicho que no necesito el cubrebocas si mantengo la sana distancia y en los lugares donde sí es necesario o es una norma, por no decir obligatoria, pues ahí me lo pongo”, dijo en su conferencia de prensa matutina, que en esta ocasión se llevó a cabo en Oaxaca.

“En el avión lo piden y me lo pongo en el avión -agregó-, en la oficina recibo constantemente a ciudadanos, a dirigentes de todas las organizaciones sociales, ciudadanas, políticas, religiosas, económicas y lo que hacemos es también mantener la sana distancia”.

En México, el acceso a plazas comerciales, tiendas de autoservicio, plazas públicas y demás espacios tanto privados como públicas exigen el uso de cubrebocas. Diferentes jefes de Estado, como la canciller alemana, Angela Merkel, si usa el cubrebocas, lo cual ha contribuido a que los ciudadanos adopten esa medida y el país registre bajos números de contagios y muertes por el COVID19, aun y cuando esa nación es una de las más pobladas del mundo.

“No quiero yo entrar en polémica sobre este tema -agregó López Obrador-; si se considerara que con esto se ayuda, entonces lo haría, desde luego, pero no es un asunto que esté ahora sí que científicamente demostrado”.

De igual manera, a pesar de la necedad de un importante segmento de la población en México en adoptar medida de higiene para combatir la propagación del virus (y que se ha reflejado en un repunte en el número de nuevos contagios), el presidente de la República asegura que “la gente se ha portado bien”.

“En otras partes, por ejemplo, ha salido a relucir el autoritarismo de los políticos, el encierro obligatorio, los toques de queda. Nosotros no hemos hecho eso, aquí todo ha sido voluntario, como decía el presidente Juárez, nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho, y la gente se ha portado muy bien, de primera, porque el pueblo de México es de los pueblos con más consciencia cívica en el mundo, precisamente, por lo que ha pasado en los últimos años, ya nos pusimos a la vanguardia, el pueblo de México es un ejemplo mundial en varios campos”, sostuvo el presidente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí