Por Alejandro Durán

Con pérdidas por más de 21 mil millones de pesos, las tiendas de autoservicio y departamentales piden a las autoridades del Estado de México y la de capital del país catalogarlas como sectores esenciales y seguros para permitirles abrir la próxima semana, pues los negocios están en la encrucijada entre subsistir o cerrar de manera definitiva.

Vicente Yañez, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), afirmó que las grandes cadenas comerciales han demostrado ser un espacio seguro en virtud de que aplican las medidas de seguridad tanto para sus clientes como para sus trabajadores, a diferencia del comercio informal en donde no existen medidas de salubridad y aún así las autoridades les permiten operar sin restricción alguna.

En videoconferencia, el dirigente del organismo confío en que la autoridad atienda el auténtico llamando de auxiliar del sector detallista del país para permitirles operar con horario extendido y con las medidas de seguridad correspondientes, pues recordó que además de representar importantes centros de abasto para los ciudadanos, son fuente de ingresos para millones de familias mexicanas.

“Esta es la dimensión de la crisis en la que nos encontramos: 83 mil 956 personas se encuentran sin laborar y sus empleos están en riesgo debido al cierre de tres mil 675 tiendas; ello ha generado pérdidas para las tiendas superiores a los 21 mil 105 millones de pesos por distintos conceptos; además de considerar en la cadena de valor a los más de 15 mil proveedores y los 400 mil empleos que generan y que están en riesgo”, afirmó Vicente Yañez.

El dirigente de la ANTAD afirmó que las tiendas de autoservicio y departamentales buscan ser parte de la solución para nuestros colaboradores, sus familias y los consumidores.

“De ninguna manera buscamos contraponer el derecho a la salud, que se garantiza con las medidas sanitarias y el derecho al trabajo, que se materializa a través de la generación de ingresos para las familias; es posible combatir las crisis sanitaria y económica por las que atraviesa el Valle de México; nos comprometemos a seguir ofreciendo Espacios Seguros donde nuestros clientes y colaboradores desarrollen sus trabajos y vidas en condiciones de seguridad; permitámosles el acceso al trabajo que les garantice el sustento económico para sus familias”, afirmó.

En diciembre 2020, las ventas de las cadenas asociadas a la ANTAD a tiendas totales, incluyendo las nuevas aperturas, reportaron un decrecimiento de -3.8 por ciento y a tiendas iguales (solo las sucursales con más de un año en operación), de -6.2 por ciento.

Por lo anterior, el comportamiento a tasa anual de las ventas de los asociados de ANTAD durante 2020 a tiendas totales fue de -2.4 por ciento y a tiendas iguales de -5.1 por ciento.

La ANTAD generó más de 722 mil empleos formales directos. Se considera que el sector también genera un múltiplo de 5 personas ocupadas por cada empleo formal en actividades complementarias, tales como promoción, seguridad, servicios, logística, entre otros; alcanzando un total de tres millones 600 mil empleos.

La ANTAD actualmente está formada por 104 cadenas comerciales, de las cuales 30 son de autoservicio, 13 departamentales y 61 especializadas. Se estima que al cierre de 2020 en su conjunto sumen más de 67 mil tiendas con más de 24.6 millones de metros cuadrados de superficie de venta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí