Redacción

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), Enoch Castellanos, pidió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), otorgar facilidades a las empresas mexicanas para el pago del servicio eléctrico, pues de nada servirá, enfatizó, “llevar flores al panteón” a los negocios que hayan cerrados por insolvencia.

En este sentido, a través de un foro online, el dirigente de los industriales de la transformación solicitó directamente al titular de la SHCP, Arturo Herrera, fondear a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para que ésta pueda aplazar el cobro del servicio eléctrico a las empresas mexicanas correspondiente a seis meses de este 2020 y comenzarlos a pagar poco a poco a partir de enero del próximo año.

“Algo que yo he dicho y que espero no se vaya a malinterpretar es que nosotros no queremos nada regalado y yo sé que usted lo sabe; nosotros lo que estábamos pidiendo era diferimientos porque cuando hay alguien que tiene una deuda y no puede pagar, pero tiene la intención de hacerlo, se le debe tender una mano (…), no nos llevarán flores al panteón, lo que se requiere es actuar en el momento en que las empresas se empiezan a quedar sin liquidez y cuando están a punto de caer en insolvencia”, afirmó el empresario.

De esta manera, explicó la propuesta de la CANACINTRA:

“Si hubiera una manera en que el gobierno financiara no a los empresarios, sino a la Comisión Federal de Electricidad para que difiriera el pago de sus facturas de luz de los últimos seis meses, eso nos daría aire para mantener empleos y para podernos reactivar; y a partir de enero de 2021 pudiéramos pagar de manera prorrateada un porcentaje de lo que se acumuló en estos seis meses de 2020”, expuso.

Ante ello, el titular de la SHCP, se comprometió, al menos, a atender la petición y explorar alternativas para apoyar al sector productivo.

“Me comprometo a que establezcamos una mesa de diálogo que permita, junto con la Secretaría de Economía, ir atendiendo sus inquietudes y podemos ver cuales podemos resolver y cuáles están fuera de nuestras manos”, comentó.

Durante su discurso, el presidente de la CANACINTRA padeció una baja de presión arterial, que lo motivó a suspender y relegar la lectura de su ponencia a causa de la falta de aire que registró. El empresario fue atendido y retomó su participación en el foro mencionado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí