Red de corresponsales

Policías de la ciudad turística Cancún, en Quintana Roo, dispersaron con balazos al aire una manifestación de grupos feministas por la muerte de una joven en el sureste de México, dijeron autoridades, en un nuevo incidente ligado a la violencia de género en el país.

El lunes, decenas de jóvenes protestaron en el estado Quintana Roo, donde se encuentra Cancún y otros conocidos destinos turísticos. Algunas de ellas hicieron destrozos en edificios públicos exigiendo justicia por la muerte de Bianca Lorenzana, según imágenes de televisión y redes sociales.

La fiscalía de Quintana Roo dijo que el cadáver de la víctima, desaparecida desde el sábado, fue encontrado en una calle de Cancún “con claras huellas de violencia”. Según medios locales, había sido descuartizado.

Mientras el grupo realizaba la protesta frente a la alcaldía municipal el lunes por la noche, varios policías salieron del edificio y realizaron disparos al aire. Videos mostraron a las manifestantes corriendo despavoridas para intentar guarecerse de las ráfagas de armas largas.

Al menos tres personas resultaron heridas, entre ellas reporteros, dijeron autoridades locales, quienes se deslindaron del actuar de los uniformados en la protesta.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, aseguró que dio instrucciones de “no agresiones y no armas en las marchas” e investigará “al irresponsable que dio instrucciones diferentes a éstas”.

“La Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, dependiente de la Secretaría de Gobernación, externa su condena ante los hechos en los que lamentablemente resultaron heridas personas periodistas y fue violentado el derecho a la protesta social”, dijo la Secretaría de Gobernación (interior).

El martes, en su habitual rueda de prensa diaria, el presidente Andrés Manuel López Obrador se adhirió a la postura de la secretaría y pidió una investigación sobre los hechos.

“Tiene que hacerse una investigación, deslindar responsabilidades, castigar a los responsables, no se debe utilizar la fuerza, no se deben utilizar armas, disparar, eso tiene que ver con actitudes autoritarias que no se acomodan a los nuevos tiempos”, aseguró el mandatario.

Varias ciudades mexicanas han sido escenario de otras manifestaciones de grupos feministas en contra de la violencia hacia las mujeres y los feminicidios, en un país donde asesinan, en promedio, a 10 mujeres cada día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí