Redacción

La base monetaria (billetes y monedas en circulación y depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banco de México) aumentó 579 millones de pesos, alcanzando un saldo de dos billones 166 mil 857 millones de pesos, derivado principalmente al interés de la población para utilizar dinero en efectivo en el marco de la alerta sanitaria por el COVID19, informó el Banco de México (BANXICO).

“Esta cifra implicó una variación anual de 14.2 por ciento. El crecimiento de la base monetaria se ha incrementado debido en parte a factores asociados a las medidas sanitarias implementadas en el país, que habrían aumentado la demanda de efectivo por parte del público como medio de pago”, precisó el banco central.

Al respecto, cabe mencionar que una causa del aumento atípico que reporta la demanda de dinero en efectivo es el uso de sus ahorros (de cuentas digitales a papel y monedas), al que está recurriendo un segmento de la población para hacer frente al complejo escenario económico. Un ejemplo de ello son las personas que están solicitando retirar recursos de sus AFORES, por lo que el dinero transitó de digital a efectivo.

Por medio de su estado de cuenta semanal, el instituto central informó que en franca recuperación se mantienen las reservas internacionales, pues durante la semana pasada reportaron un incremento de 168 millones de dólares, con lo que ligaron tres alzas consecutivas y alcanzaron un saldo total de 193 mil 188 millones de dólares.

Sin embargo, pese a esta tendencia positiva que reportan dichos recursos, lo cierto es que todavía están dos mil 479 millones de dólares por debajo del monto reportado al cierre del año pasado: 195 mil 667 millones de dólares.

El banco encabezado por Alejandro Díaz de León explicó que la variación semanal que reportaron las reservas internacionales fue resultado principalmente por cambios en la valuación de los activos internacionales del propio instituto central.

En la semana que terminó el 9 de julio, el Banco de México realizó operaciones de mercado abierto con instituciones bancarias para compensar una contracción neta de la liquidez por 16 mil 277 millones de pesos, lo cual fue resultado del depósito de recursos en la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 15 mil 698 millones de pesos, así como a una mayor demanda por billetes y monedas por parte del público por 579 millones de pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí