Por Maricela Palacio

El pepino es un fruto compuesto 95% de agua, razón por la que es ideal para hidratar la piel, contiene también vitamina E, aceites naturales y minerales que lo hacen ideal para proteger y reparar la piel, y es antioxidante gracias a la presencia de vitaminas A, C y E, por lo que ayuda a liberar toxinas y prevenir el envejecimiento de la piel.

Su uso para combatir las ojeras es el que más se ha popularizado, pero es igualmente útil para reducir el brillo en piel grasa al evitar la sobreproducción de sebo y lograr un adecuado equilibrio. La piel grasa es propensa a tener poros dilatados, y esto ocurre cuando las glándulas sebáceas se activan demasiado, generando inflamación e incluso molestos granitos abultados.

Los pepinos contienen polisacáridos, que ayudan a la piel a atraer y retener la humedad evitando un exceso de grasa, además de que son ideales para aliviar las quemaduras solares debido a sus propiedades refrescantes.

Se puede usar el pepino natural, pero cuando estamos de viaje o en la oficina no es lo más cómodo traer un pepino en el bolso, por lo que se recomienda el uso de limpiadores, tónicos y mascarillas faciales a base de este fruto.

La línea cosmética Ash Natural, tiene productos que contienen ingredientes naturales como el pepino y aprovecha los beneficios antiinflamatorios para calmar la piel irritada y eliminar las imperfecciones; además, de potencializar sus antioxidantes para combatir los radicales libres, sanando la piel.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí