Por Alejandro Durán

No, no es su impresión estimado lector. Efectivamente, los precios de frutas, verduras y cárnicos reportan los mayores incrementos en ocho años, pues durante octubre pasado los costos de esos productos reportaron un aumento promedio de 9.61 por ciento a tasa anual, la mayor alza para un periodo similar desde el incremento de 15.60 registrado en el mismo mes de 2012.

Y lo anterior, porque de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la inflación durante los productos agropecuarios registró un aumento mensual de 1.45 por ciento, con lo que a tasa anual se registró un incremento de 9.61 por ciento, en donde el rubro de frutas y verduras subieron 16.24 por ciento, mientras que los pecuarios avanzaron 4.29 por ciento.

En este sentido, entre los productos que reportaron mayores alzas en sus precios durante el mes pasado destacan los nopales (30.05 por ciento); la cebolla (25.24 por ciento); jitomate (18.61); calabacita (20.78); huevo (2.53); y la carne de res (0.58 por ciento).

En contraparte, entre los que mostraron las mayores bajas en el periodo en cuestión, figuran el limón (-17.81 por ciento); naranja (-17.41); aguacate (-10.35); plátanos (-4.95); pollo (-3.19); piña (-8.33); y papa (-2.50 por ciento).

Todo lo anterior influyó para que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), reportara un incremento mensual de 0.61 por ciento durante octubre de este año, con lo que a tasa anual el indicador avanzó 4.09 por ciento (el mayor nivel desde mayo de 2019, cuando creció 4.28 por ciento), presionado por aumentos en alimentos y energía eléctrica (18.66 por ciento).

Con ello, el INPC acumuló tres meses por arriba del rango objetivo de inflación de entre dos y cuatro por ciento planteado por el Banco de México (BANXICO).

Para dimensionar el actual comportamiento de la inflación, cabe mencionar que en el mismo mes de 2019 las variaciones fueron de 0.54 por ciento mensual y de 3.02 anual.

Finalmente, de manera particular, resultó que el Índice de Precios de la Canasta de Consumo Mínimo (conformada por 176 productos), registró un alza de 0.71 por ciento mensual y de 4.47 anual; en el mismo mes de 2019 las cifras correspondientes fueron de 0.71 y de 2.56 por ciento.

Gabriela Siller, responsable de Estudios Económicos de Banco Base, considera que ante dicho panorama, es poco probable que el banco central aplique mayores recortes en su tasa de interés en lo que resta del año. Para cierre de este 2020, estima que la INPC se colocara en 3.85 por ciento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí