Red de corresponsales

La diputada de Movimiento Ciudadano, Daniella Hernández, presentó una iniciativa por una menstruación digna, para que desde una perspectiva de género se facilite de forma gradual y progresiva de acuerdo con la suficiencia presupuestal, el acceso gratuito a los productos de gestión menstrual (toallas, tampones, copas menstruales, toallas de tela o cualquier otro bien destinado para la gestión menstrual) para niñas, mujeres y personas menstruantes, en las escuelas públicas pertenecientes al sistema educativo estatal.

Es urgente que Jalisco sea una entidad federativa en donde se garanticen leyes de equidad menstrual.

Expuso que su iniciativa forma parte de una estrategia más amplia, impulsada por diversas organizaciones de la sociedad civil, llamada #MenstruaciónDignaMéxico, y pretende que se introduzca en los planes y programas educativos información, difusión y conocimiento de lo que es la Educación Menstrual Digna para las niñas y mujeres menstruantes y se reduzcan las desigualdades sociales, económicas y de género.

La diputada Elizabeth Alcaraz Virgen destacó que los insumos menstruales representan una carga económica, lo cual complica la salud de las jaliscienses. La secretaria de Igualdad Sustantiva y de Género, Paola Lazo y Corvera manifestó que es muy importante la educación sexual integral para que las niñas tengan un acercamiento socio afectivo y que acepten de una manera orgánica y natural los periodos menstruales.

Anahí Rodríguez Martínez, fundadora del Colectivo Menstruación Digna México se sumó a la iniciativa y explicó que se tendrá un avance importante para las mujeres y niñas que atraviesan por problemáticas de carencia y tabú en el tema.

Las recomendaciones ginecológicas sostienen cambiar las toallas desechables o tampones cada 4 horas durante el ciclo. Se utilizan 30 unidades al mes que equivale a 360 unidades al año. “Suponiendo que una mujer o persona menstruante inició su ciclo a los 12 años y llegó a la menopausia a los 50, a lo largo de esos 38 años que constituyeron su vida fértil, utilizó un aproximado ude 13,680 unidades de toallas y/o tampones”, añadió.

En promedio, a lo largo de su vida, una mujer puede gastar hasta más de 30 mil pesos en productos menstruales.

En su iniciativa plantea programas de educación menstrual; información y educación menstrual objetiva y clara e infraestructura adecuada para gestionar su periodo menstrual. Además, de contar con condiciones sociales y culturales propicias para vivir una menstruación sin estigmas ni tabúes.

La Secretaría de Salud en coordinación con la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres, diseñarán los instrumentos rectores que regulen las acciones en torno a la atención de los problemas de salud específicos de la mujer, refirió.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí