México puede convertirse en el cuarto productor de autopartes a nivel mundial en los siguientes años, desplazando a Alemania, con un aumento de su producción de alrededor de 10 mil millones de dólares anuales,aseguró el director de Comercio Exterior de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Alberto Bustamante.

En conferencia de prensa, dijo que como resultado del Tratado Comercial México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), las negociaciones de mas tratados comerciales de Estados Unidos, la guerra comercial entre el vecino país del norte y China, así como el regreso de autopartes que se han dejado de fabricar en México, en los próximos años México puede pasar del quinto al cuarto lugar mundial como principal productor mundial de autopartes para equipo original.

“Los pronósticos para autopartes son muy alentadores”. En relación al año 2020, pues, pese al ajuste a la baja por la escacez de semiconductores, la industria espra un repunte de más del 17.8 por ciento en este año, con 92 mil 436 millones de dólares en producción.
Sin embargo, para los siguientes años, México estaría en posibilidad de superar los 102 mil milones de dólares desplazando en el cuarto lugar mundial como productor de autopartes a Alemania.

“Lo podemos hacer”, dijo Alberto Bustamante y señaló que al ser Estados Unidos el principal comprador de autopartes hechas en México, el TMEC, los tratado de libre comercio que tiene en puerta la Unión Americana y su guerra con China, colocan a México en una situación privilegiada.

Explicó que en materia de exportaciones e importaciones de partes automotrices, el principal cliente de México es Estados Unidos con una participación de 91.4 por ciento, seguido de Canadá y en tercer lugar se encuentra Brasil.

De Estados Unidos es de donde más se importa en el caso de conductores y componentes para fabricación, seguido de China, en donde la participación de China hacia el mercado norteamericano ha bajado, debido a la entrada en vigor del TMEC.

Eso brinda oportundiad al sector de incrementar su producción aún más.

En el tratado anterior, los vehículos tenían que cumplir con el 62.5 por ciento de contenido regional (México, Estados Unidos y Canadá) y a partir de la entrada en vigor del acuerdo y en un plazo de tres a cinco años tendrán que cumplir con el 75 por ciento.

Esto significa que año con año se incrementará el valor del contenido regional de los vehículos, es decir, que en el caso de vehículos ligeros se habla de un 12.5 por ciento más de contenido por cada autoparte, mientras que en el caso de los vehóculos pesados la variable aumentará de 60 a 70 por ciento en los siguientes 7 años.

“Esta es la primera oportundiad que tiene el sector de autopartes para incrementar derivado de la entrada en vigor del TMEC”.

Lo anterior significan oportunidades para México, puesto que México es el único importador en Estados Unidos de autopartes en donde cada unidad fabricada contiene cinco mil 500 dólares en autopartes hechas en México.

“Se tendrán que sustituir partes de terceros países la importaciones

para ser fabricadas en Canadá , Estados Unidos y México y en ese caso México es el más competitivo. Por eso vamos a tener un alza en los siguientes años que ya se está cumpliendo”, aseveró.

Para cumplir con ese incremento, también se toman en cuenta los tratados de libre comercio que está negociando Estados Unidos, a partir de los cuales, ese país podrá exportar vehículos con cero aranceles.

Mencionó el recien firmado acuerdo con Japón, el que está en proceso con Inglaterra y abre la puerta a la exportación de vehículos estadounidenses a Europa, así como el Acuerdo Trasatlántico de Comercio e Inversión, lo que presume un significativo incremento en la producción de vehiculos en la Unión Americana.

Y “Estados Unidos sólo tiene un proveedor de autopartes que es México. En Estados Unidos no se puede fabricar un solo vehículo sin autopartes Méxicanas…Lo que vamos a ver en los siguientes años es el aumento de producción en EU..Ese es el motivo por el que vamos a pasar los 102 mil millones de dóalres, desplazando a Alemania, quedándonos con el cuarto lugar”.

A lo anterior se suma la guerra comercial entre China y Estados Unidos que ha bajado significativamente la importación de insumos chinos a ese país y la recuperación del stock de todas la autopartes que no se han fabricado.

“Veremos en los siguientes años un crecimiento muy significativo para el sector de autopartes, lo que nos manteiene como líderes en el mercado americano y la oportunidad de desplazar a Alemania del cuarto lugar mundial”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí