Redacción

La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), reprobó la reforma avaló el Senado de la República, por medio de la cual se faculta al Banco de México (BANXICO), para a adquirir dólares que no pueden ser repatriados a Estados Unidos, toda vez que colocará en una posición vulnerable al banco central, ya que podría verse involucrado en dinero de procedencia ilícita y lo cual podría derivar en que sea congeladas las reservas internacionales del país.

En este sentido, el sindicato patronal rechazó la reforma a la Ley del Banco de México, ya que vulnera la autonomía del Banco central y le transfiere diversos riesgos.

Por medio de un comunicado, la COPARMEX afirmó que las problemáticas detrás de esta decisión son múltiples. La primera es que se corre el riesgo de que el BANXICO adquiera dinero de procedencia ilícita y éste pase a formar parte de las reservas internacionales del país.

“Peor aún, la propuesta también contempla que el Banco central adquiera el dinero en dólares incautado por el Gobierno Federal proveniente de actividades ilícitas.  El resultado podría ser un daño reputacional a la institución más relevante para la estabilidad macroeconómica y financiera del país. Además, de vincularse los dólares adquiridos por el BANXICO a una investigación por autoridades nacionales o internacionales, se podrían prohibir las transacciones del Banco central con el extranjero, congelar las reservas internacionales o, inclusive, confiscarlas”, afirmó.

Con ello, agregó el sindicato patronal, se podrían detener las acciones cotidianas que lleva a cabo el organismo para cumplir su objetivo: preservar el poder adquisitivo del peso.

Dijo que la segunda problemática es que se está vulnerando la autonomía del BANXICO al determinar sus acciones de compra.

“Esta reforma obliga, sin algún fundamento de estabilidad económica, a adquirir una determinada cantidad de dólares para que formen parte de las reservas internacionales”, afirmó.

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara alta del Congreso de la Unión argumenta que la motivación detrás de esta propuesta es facilitar el intercambio en efectivo de dólares por pesos a los migrantes que regresan a México. Sin embargo, el efectivo que traen consigo los migrantes solo representa el 1 por ciento del total de las remesas que entran al país.

“Desde la COPARMEX coincidimos en que el dinero en efectivo en moneda extranjera que entra al país de forma lícita, vía turistas extranjeros o migrantes que vienen a visitar a sus familiares, debe de intercambiarse de forma sencilla y sin costos adicionales; sin embargo, la solución debe ser la búsqueda de acuerdos binacionales para simplificar los procedimientos y normas que actualmente dificultan la repatriación de los dólares excedentes que tienen los bancos mexicanos, con sus corresponsales en nuestro país vecino”, afirmó.

Por lo anterior, advirtió que los daños de esta reforma podrían ser irreparables para la estabilidad macroeconómica del país, ya que se están poniendo en juego la reputación del Banco central y la disponibilidad de las reservas internacionales, mismas que son cruciales para reflejar la capacidad que tenemos para cumplir con nuestras obligaciones financieras.

En la COPARMEX exhortamos a la Cámara de Diputados a rectificar la decisión del Senado. Los diputados y las diputadas deben de escuchar los argumentos emitidos por el propio Banco de México, con los que deja en claro que se está poniendo en riesgo la operación del Banco central y la disponibilidad de la reserva de activos internacionales.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí