Por Francisco Romero

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que hoy en día su gobernó no enfrenta una oposición “muy fuerte”, por lo que consideró que “no hay nada que temer”,

“La verdad es que no tenemos una oposición muy fuerte; además los conservadores han actuado por la vía pacífica, no ha habido violencia, entonces no hay nada que temer”, aseguró el jefe del Ejecutivo durante su conferencia de prensa mañanera de este miércoles.

No obstante, a pesar de minimizar a todos aquellos que piensan diferente a él, lo cierto es que dijo que en el país debe existir oposición, como el caso de la Alianza Federalista, pues de lo contrario, apuntó, México viviría en una dictadura y no habría democracia.

“Es legítimo que haya gobernadores que estén en contra de nosotros; como el caso del gobernador de Jalisco (Enrique Alfaro); de Nuevo León (Jaime Rodríguez); de Tamaulipas (Francisco Garcia); y otros”, apuntó.

Incluso, por extraño que parezca, López Obrador reconoció que la vida política del país sería “muy aburrida” si toda la población pensara de la misma forma.

“Nos la pasaríamos bostezado, no se puede, porque los pueblos son más que los gobiernos, o sea, el poder dimana del pueblo, el pueblo es soberano, el pueblo es el que manda, eso no hay que olvidarlo, entonces en Jalisco, Nuevo León, Tamaulipas manda el pueblo”, agregó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí