Por Mónica Delgado

La mezcla mexicana de exportación registró un decremento semanal de 1.65 por ciento, es decir, 0.98 dólares por barril menos, considerando el periodo del 29 al 31 de marzo, lo que implicó su cuarto descenso semanal de manera continua, al ubicarse el 31 de marzo pasado en 58.37 dólares por tonel.

Este descenso fue influido por los nuevos cierres en Europa ante el incremento de los casos por Covid-19 que amenaza con reducir la demanda de combustibles, de acuerdo con la Gaceta económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En lo que va del año, el precio del barril de la mezcla mexicana registra un aumento acumulado de 23.77 por ciento o 11.21 dólares por barril y un nivel promedio de 56.55 dólares por tonel, 14.45 unidades por arriba de lo previsto en la Ley de Ingresos para 2021, que es de 42.10 dólares por barril, esto es, 34.33 por ciento más.

A nivel global, del 29 de marzo al 1 de abril, los precios de los contratos a futuro de los crudos West Texas Intermediate (WTI) y Brent registraron un comportamiento mixto con sesgo positivo.

Esto último debido al descenso de los inventarios de crudo en Estados Unidos y a que la OPEP+ acordó en su reunión de hoy, primero de abril, aumentar gradualmente su producción de crudo a partir de mayo y hasta julio, en respuesta a la presión interna y externa para suministrar más crudo a la economía mundial en plena recuperación de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19.

La OPEP+ tomó esta decisión pese a haber revisado a la baja recientemente su previsión de crecimiento de la demanda de petróleo para este año.

Así, el WTI para mayo y Brent para junio de 2021 mostraron una variación durante la semana de 0.79 por ciento más o un alza de 0.48 dólares por barril y de 0.67 por ciento, es decir, 0.43 dólares por tonel, respectivamente, al cerrar el WTI en 61.45 dólares por barril y el Brent en 64.86 dólares por tonel el 1 de abril de 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí