Este 18 de mayo cientos de trabajadores de las plants automotrices Fiat Chrysler Automobiles (FCA), General Motors (GM) y Ford en Estados Unidos regresaron a la producción de vehículos bajo estrictas medidas de sanidad, luego del confinamiento en ese país por el brote de coronavirus.
Cientos de trabajadores de la planta de camiones de Fiat Chrysler Automobile (FCA) en Warren, Michigan, comenzaron a hacer fila desde una hora antes del inicio de su turno. Carteles en las puertas de la fábrica decían “Volvemos a la actividad”.
FCA reabrió este lunes cuatro plantas de ensamblaje en Estados Unidos, en un solo turno, así como cuatro plantas de autopartes.
Se conoce que la reapertura de las plantas automotrices será una prueba muy vigilada para saber si los trabajadores pueden regresar a las fábricas en grandes cantidades sin un resurgimiento de las infecciones.
En tanto las compañías automotrices han implementado medidas de seguridad para proteger a los trabajadores, incluyendo el uso de monitores de temperatura para quienes ingresan a las plantas, equipos de protección personal como máscaras faciales y escudos, y marcas en los pisos que enfatizan el distanciamiento social.
Para los fabricantes de automóviles y sus proveedores, muchos de los cuales comenzaron a reabrir sus plantas la semana pasada, el reinicio es crítico para terminar con la fuga de efectivo causada por el cierre impuesto por dos meses por el virus.
En el caso de GM inició la reapertura en varias plantas en un turno, incluyendo una instalación en la que mil 600 trabajadores construyen camionetas en Flint, Michigan, y otra en la que la misma cantidad de obreros ensamblan camionetas en Fort Wayne, Indiana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí