Por Francisco Romero

Ante la ola de críticas que desató la decisión de la Secretaría de Energía (SENER) de frenar la inversión privada en energías limpias, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el acuerdo se tomó ante, dijo, los excesos que existían en los contratos que se entregaron en administraciones pasadas.

En ese sentido, durante su conferencia matutina, el titular del Ejecutivo federal criticó empresarios cuestionen la medida, pese a que se establecieron contratos leoninos y se excluyó a la Comisión Federal de Electricidad, e indicó que en los siguientes días se dará mayor información sobre el tema.

“Me sorprende que algunos empresarios defiendan este acto de corrupción (…) se va a dar más información sobre este tema (…) anteriormente dijeron vamos a dar facilidades a quienes produzcan energías limpias, pero en algunos casos, negocios sucios”.

La critica lanzada en contra del gobierno de López Obrador radica en que, en lugar de revisar y aplicar auditorías a los contratos suscritos, decida unilateralmente cancelar proyectos, lo cual costará desarrollo e incluso millones de pesos al erario.

“Se dejó de lado a la Comisión Federal de Electricidad como si ellos no produjeran energías limpias, no se consideró que la energía de las hidroeléctricas y en otros proceso otras plantas eran energías limpias, el trato preferencial se le dio a los particulares”, refirió.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí