Redacción

El desempleo en México va al alza, pues la tasa de desocupación en el país subió al 4.4 por ciento en el primer trimestre de 2021, frente al 3.4 del mismo período de 2020, en una señal de la lenta recuperación de la economía del país en contraste con el discurso oficial del Gobierno.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), informó que el índice de desocupación de enero a marzo de este año es apenas dos décimas menor a la medición del último trimestre de 2020, cuando la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) la situó en 4.6 por ciento.

La ENOE reportó una disminución anual de 1.6 millones de personas en la población económicamente activa (PEA), que pasó de 57 millones a 55.4 millones, lo que representa una reducción de la fuerza laboral.

“En el año de pandemia de 2020-T1 (primer trimestre) a 2021-T1 la población ocupada cayó en 2.1 millones de personas al bajar de 55.1 a 53 millones; la ocupación ha caído casi 10 veces más en comercio u servicios que en la industria”, apuntó Julio Santaella, presidente del INEGI.

La crisis de la COVID-19 provocó en México una contracción de alrededor del 8.2 por ciento del PIB, lo que derivó, demás, en más de 2.38 millones de contagios y 220 mil muertes, la cuarta cifra más alta del mundo.

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha pronosticado un repunte del 5.3 por ciento del PIB para este 2021 con la promesa de recuperar el nivel de empleo previo a la pandemia a finales de año.

Pero además de los datos del Inegi, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que faltan más de 500 mil empleos formales para recuperar el nivel previo a la pandemia, cuando había 20 millones 600 mil de puestos registrados en el organismo.

Por ello, el Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF) calculó que en realidad el déficit total de puestos, entre formales e informales, es cercano a los 2 millones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí