Por Mónica Delgado

En 2021 el dinamismo hipotecario jugará un papel fundamental en el plan para reactivar la economía. Infonavit y Fovissste innovarán en el diseño de nuevas medidas para profundizar en la adquisición financiera y de vivienda, previó Leonardo González, analista Real Estate del portal inmobiliario Propiedades.com.

De acuerdo con el experto, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) se mantendrá como líder en la industria hipotecaria. Esto se deberá al papel preponderante que tiene en todos los eslabones del sector inmobiliario.

“La banca hipotecaria social será más reactiva a los niveles mínimos observados de la tasa de interés. Este año será clave para reportar el impacto que tendrán las reformas recientes en la Ley Infonavit. Tanto esta institución como Fovissste tendrán un papel importante en la tarea de garantizar los derechos de vivienda y propiedad”.

Durante el 2020, y como parte de las políticas públicas para reactivar la economía, Banxico bajó la tasa referencial. Gracias a esto, el cierre al final del año fue de 4.35 por ciento, colocándose en niveles mínimos históricos.

“Hacia el 2021 se podría esperar que la tasa hipotecaria sea más baja que la observada al cierre del año pasado. Aunque esto será en función de los objetivos que fije el banco central”, apuntó González en un comunicado.

Para el analista, la cuota de colocación hipotecaria de la banca comercial vive un periodo de alta competitividad. Por lo que el ajuste de la tasa promedio en la industria dependerá de esta situación.

“La tasa hipotecaria es a largo plazo, lo cual significa que tiene un grado de acoplamiento a la tasa objetivo libre de riesgo a corto plazo. Esto también jugará un papel importante al acotar el ajuste de esta tasa al nuevo entorno crediticio”.

En 2020, el mercado residencial se mantuvo en una fase de ajuste, lo cual impulsó al sector a definir nuevas metas comerciales. Tanto en el ámbito de vivienda como en el comercial.

No obstante, las variaciones en la oferta y alquiler de locales comerciales tendrán un acomodo en función a la evolución de ventas y racionamiento de inventario, dependiendo de la magnitud de la crisis económica.

“(En cuanto a las ventas), según Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), la demanda efectiva esperada es de 856 mil unidades de vivienda. El entorno esperado en 2021 creará nuevas plazas inmobiliarias”, señaló.

Seguirán modelos de venta en línea

La cuarentena y las medidas para evitar contagios se han mantenido en muchos sectores, procurando el menor contacto entre las personas. Esto ha derivado en el uso de canales alternativos para realizar compras que incentiven el crecimiento económico.

“A lo largo de la cuarentena se observó la sustitución del consumo hacia canales e-commerce. Esto contraerá aún más la actividad comercial en canales tradicionales. Podríamos esperar del sector inmobiliario en 2021 que los segmentos residenciales tengan un proceso dinámico de innovación en soluciones habitacionales”.

Gracias a la tecnología, hoy los prospectos están mejor informados a través de herramientas y datos más transparentes, según opina el experto. Asimismo, tienen una mayor orientación inmobiliaria, enfocada a la solución de sus problemas habitacionales, con base en la funcionalidad de sus viviendas.

En este sentido, pronosticó que para 2021 se esperaría una profundización en los modelos de ventas online, así como en el uso de nuevas tecnologías. Tales como realidad aumentada, realidad virtual o demos para ventas con Internet of Things.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí