Redacción

América Latina continúa mostrando signos de recuperación económica, aunque el desempeño es diferente entre los países de la región. El objetivo de la industria siderúrgica es seguir satisfaciendo la demanda en cada país.

En este escenario, la producción total de acero crudo para el año 2020 fue de 55.6 millones de toneladas (Mt), lo que representa una caída de un 8.4 por ciento, comparado con el total en 2019. Esto es similar a los resultados mundiales, que registraron, sin contar a China, una reducción de 7.7 por ciento con 822 Mt. Por su parte, la siderurgia china registró una producción de 1.053 Mt, equivalente a un crecimiento de 5.2 por ciento.

En América Latina, Chile fue el país con el mejor desempeño con 1,2 Mt y un incremento de 2.1 por ciento; en el otro extremo está Perú, con una disminución de 40.6 por ciento y 732 mil toneladas.

La producción total de acero laminado bajó un 9.7 por ciento, llegó a 46.3 Mt, similar a la producción del año 2003 y alejada del mejor dato en 2013, de 57.5 Mt. La caída mayor de producción de laminados para las principales economías en porcentaje se dio en Argentina con un -18.8 por ciento (total de 3.5 Mt para 2020), y en volumen en México, con una caída de -1.7 Mt (-9.9 por ciento y volumen de 15.8 Mt). Como referencia, Brasil cerró con -3.7 por ciento (21,7 Mt).

El consumo de acero, por su parte, refleja la mejoría de la economía regional, registrando en noviembre de 2020 un aumento del 6 por ciento, comparado contra el mismo mes del año pasado a 5.5 Mt y sin haber registrado un mes de esta magnitud desde octubre de 2019.

Se estima que se podrá mantener ese desempeño durante el primer trimestre de 2021. En noviembre de 2020, la participación de las importaciones en el consumo cayó y la expectativa es que el consumo regional vuelva a crecer con el déficit comercial controlado. En noviembre, la balanza comercial acumulada registró un déficit un 13.5 por ciento menor que los primeros 11 meses de 2019 (-12.4 mil t).

La Asociación Latinoamericana de Acero (Alacero) desea adelantar algunos resultados de una nueva investigación realizada por Germano Mendes de Paula, que será dada a conocer en el corto plazo, en la cual se advierten los riesgos de las diferencias competitivas de Argentina, Brasil, Colombia y México con países de Asia como Corea del Sur, India, Vietnam y principalmente China, y el riesgo que esto representa para la cadena de valor metalmecánica de la industria del acero en América Latina.

El estudio titulado “Asimetrías Competitivas, Desindustrialización, Cadena e Industria del Acero” muestra cómo dichas diferencias en variables de competitividad como tributación, educación, logística y financiamiento están socavando el futuro de la industria siderúrgica en la región.

En este contexto de grandes asimetrías competitivas, la defensa de la cadena metalmecánica y de la industria del acero de Latinoamérica es fundamental para mantener actividades que tienen elevados grados de encadenamiento y de generación de empleos de alta calidad.

“En 2019, de acuerdo con información proporcionada en el estudio mencionado sobre el impacto de las importaciones de acero directas e indirectas de China, la continuación de la pérdida de empleos en la cadena metalmecánica de América Latina resultante de la desindustrialización es un tema que debemos considerar crítico. Alacero llama a fortalecer la recuperación económica a través de promover la inversión privada y extranjera, reducir el costo país en aspectos como impuestos y logística, estimular la infraestructura y fortalecer la cadena de valor metalmecánica, lo que deberá reducir las asimetrías competitivas existentes”, dijo Francisco Leal, Director General de Alacero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí