Por Alejandro Durán

Los precios de los productos de consumo básico siguen al alza, pues tan sólo el rubro de frutas y verduras reportó en la primera quincena de julio de este año un incremento a tasa anual de 8.03 por ciento, lo que presionó al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INCP), a reportar un alza de 3.59 por ciento respecto al mismo periodo de 2019.

Para dimensionar el actual comportamiento de los costos de las frutas y verduras, cabe recordar que en la primera quincena de julio de 2018 y 2019 se reportaron incrementos de 0.67 y 6.87 por ciento, cifras inferiores a la reportada en la primera mitad del mes en curso.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los precios que reportaron los incrementos durante la primera mitad de julio fueron la papa y otros tubérculos (5.91 por ciento); frijol (1.67); pollo (1.57); gasolina de bajo y alto octanaje (3.03 y 2.84 por ciento respectivamente); así como el gas doméstico LP (1.21 por ciento).

Por el contrario, los productos con los mayores precios a la baja fueron chile serrano (-18.27 por ciento); uva (-17.85); tomate verde (-7.04); chayote (-7.75); y jitomate (-3.05 por ciento).

El INEGI agregó que en la primera quincena de julio de 2020 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un alza de 0.36 por ciento respecto a la quincena inmediata anterior, así como una inflación anual de 3.59 por ciento. En el mismo periodo de 2019 las variaciones fueron de 0.27 por ciento quincenal y de 3.84 por ciento anual.

El índice de precios subyacente tuvo un incremento de 0.25 por ciento quincenal y de 3.84 por ciento anual; por su parte, el índice de precios no subyacente subió 0.69 por ciento quincenal y 2.79 por ciento anual.

Al interior del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías crecieron 0.36 por ciento y los de los servicios 0.12 por ciento quincenal.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí