Redacción

El sector de la construcción es uno de los pilares económicos del país, pues sólo en 2019 alcanzó alrededor de $1,23 billones de pesos mexicanos en su PIB, de acuerdo con cifras de Statista. Dada su gran importancia económica, seguir sus movimientos y tendencias es relevante para tener un panorama del rumbo que lleva el país.

Durante este año, el sector ha tenido diferentes cambios debido a la agitada dinámica económica a nivel global y nacional. Entre las principales tendencias en el mundo de los desarrollos inmobiliarios, las cuales responden a cambios de hábitos en el consumidor y reactivar o ajustar sus proyectos de inversión, la plataforma de fondeo colectivo inmobiliario M2Crowd ha identificado los siguientes:

  1. Remodelación de espacios. Con el aumento de personas que ahora trabajan desde casa a tiempo completo, los desarrolladores deben pensar en espacios para rentabilizar esta nueva necesidad. Mientras que antes las residencias más simples eran una tendencia común, ahora se complementarán con espacios mejor acondicionados para trabajar con un pequeño estudio, por ejemplo. De igual forma, edificios con amenidades como gimnasios y espacios de esparcimiento para la familia tendrán un incremento en su demanda.
  2. Fuentes de financiamiento alternativas. A fin de diversificar las fuentes de financiamiento de las obras, tanto para tener una mayor flexibilidad de pagos como para proteger sus finanzas, los desarrolladores han comenzado a recurrir a diferentes fuentes de financiamiento que complementan los créditos tradicionales. El crowdfunding, por ejemplo, ha tenido un crecimiento considerable en los últimos años como fuente de financiamiento para distintos momentos en el ciclo de construcción, como la demolición, cimentación y construcción. PWC estima que a finales de este año se recauden $250 mil millones de dólares a nivel global por el concepto de fondeo colectivo inmobiliario.
  3. Mayor uso de tecnología. El sector se ha modernizado de manera acelerada, y para ajustarse a la dinámica de los siguientes años, veremos cada vez más un uso extensivo de tecnología para agilizar y simplificar toda la cadena de producción, desde la obra hasta las ventas. Las empresas tecnológicas de giro inmobiliario, llamadas proptech, pueden incluir funciones como buscar y comprar casa, obtener financiamiento, realizar un seguimiento de ventas y verificar la información de los desarrollos, y se volverán cada vez más comunes en el mercado inmobiliario.
  4. Énfasis en la calidad de vida. Más personas se preocupan ahora por mantener un estilo de vida saludable y contar con mejores comodidades tanto en casa como en los alrededores de su barrio. Los desarrolladores han notado esta tendencia y están diseñando más proyectos orientados a satisfacer la demanda de espacios más adecuados para que las personas tengan áreas verdes comunes dentro del edificio, así como ubicaciones cercanas a parques y con todos los servicios cercanos.

De cara a cerrar el año, los desarrolladores inmobiliarios deberán mantenerse atentos a estas tendencias para adaptarse a las cambiantes necesidades del mercado, y prepararse para comenzar un 2021 con mejores posibilidades de seguir creciendo, tanto en proyectos como en su cartera de clientes, en un sector que brinda empleo a más de 6 millones de personas a nivel nacional.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí